lun. Jun 27th, 2022

Roy Scheider as Chief Martin Brody, Lorraine Gary as Ellen Brody

Este es el villano en común detrás de
‘Tiburón’, ‘Parque Jurásico’ y ‘El Exorcista’

       En marzo, la industria cinematográfica se enfila al gran cierre de su temporada de premios: la 94.ª entrega de los Óscar

       También en estas fechas, por iniciativa de la Fundación Internacional del Mieloma, desde 2011 se conmemora el Mes de Acción contra el Mieloma, un tipo de cáncer que cobró la vida de personajes clave detrás de estas películas exaltadas por la Academia

Cuando Roy Scheider improvisó la frase “Vamos a necesitar un barco más grande”, jamás pensó que acuñaría una de las líneas más entrañables del cine en Tiburón (1975), la primera película de la historia en recaudar más de 100 millones de dólares y acreedora a tres premios Óscar. Mucho menos imaginó que, 30 años después del estreno de esa cinta, se enfrentaría a un enemigo más temible que un escualo de dientes afilados.

Así como su personaje “Martin Brody” era constantemente perseguido por un tiburón asesino, Scheider fue asediado por el mieloma múltiple, un tipo de cáncer en la sangre, durante dos años. En febrero de 2008, las complicaciones causadas por esta enfermedad le ganaron la batalla a los 75 años, a pesar de las terapias que recibió en el Instituto para la Investigación y el Tratamiento del Mieloma, en la Universidad de Arkansas, Estados Unidos.

“Este cáncer, por lo general, afecta a personas de edad avanzada. Los motivos de su aparición aún no han podido ser demostrados, pero se cree que una reducción de las funciones de defensa inmune y el envejecimiento celular podrían ser causas potenciales de la enfermedad”, explica la doctora Fernanda Sofía García, médico-hematóloga del área de Alta Especialidad de Sanofi México.

Una de las últimas apariciones en público del actor dos veces nominado al premio de la Academia —por sus papeles en Contacto en Francia El show debe continuar— fue en la alfombra roja del Festival Internacional de Cine de Chicago, en julio de 2006. Para entonces, ya había muy poco qué hacer. Y es que, así como un tiburón acecha a su presa de manera sigilosa al principio, “el mieloma múltiple inicialmente no detona síntomas, desarrollándose en silencio; y, cuando los presenta, se pueden atribuir a otras causas. Para cuando se diagnostica, muchas veces ya es tarde y es más complejo tratarlo”, apunta la doctora García.

Sus otras aclamadas “víctimas”

Tiburón no es el único largometraje donde el mieloma múltiple interpretó el rol de villano. Por ejemplo, en septiembre de 2000, cobró la vida de Edward Anhalt, un notable guionista al que la Academia le otorgara dos galardones, por Pánico en la calle y Becket. Tenía 86 años.

Para junio de 2008 nuevamente reclamó los reflectores del séptimo arte, siendo la causa del fallecimiento de Stan Winston, genio de los efectos especiales y visuales que adquiriera fama mediante obras como Aliens, el regresoTerminator 2: juicio final;y Parque jurásico. Pese a morir a los 62 años, el trabajo del cuádruple ganador del Óscar será recordado por siempre.

Mientras que, en enero de 2017, el mieloma múltiple volvió a la escena eligiendo a otra víctima ilustre: el escritor William Peter Blatty, autor de El exorcista y reconocido con el Óscar a Mejor Guión Adaptado por la película homónima. A los 89 años, dejó como legado uno de los filmes más aterradores de todos los tiempos, el cual estremeció las salas de cine a nivel mundial a principios de los setenta.

Aunque es menos frecuente que otros tipos de cáncer, como el de mama o de pulmón, el mieloma múltiple no es una enfermedad de ciencia-ficción o que sólo se ve en la pantalla grande. Incluso, a diferencia de estas estrellas de la industria cinematográfica, cada vez se detecta en personas más jóvenes, alrededor de los 55 años. Por eso, si tienes altos niveles de calcio, fatiga extrema, anemia y dolores óseos que no cedan con medicamento, es necesario que acudas con el hematólogo de inmediato.

Contrario a lo que ocurrió con Roy Scheider, “en años recientes, el diagnóstico y tratamiento de este tipo de cáncer han logrado avances significativos para poder incrementar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes con mieloma múltiple”, señala la doctora Fernanda Sofía García. La clave está en iniciar una terapia antes de que te tenga entre sus fauces.–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.