sáb. Feb 4th, 2023

 EVC, PRIMERA CAUSA DE DISCAPACIDAD EN ADULTOS

·         Con base en el Censo de Población y Vivienda 2020, en México 5.7% de su población tiene algún tipo de discapacidad o condición mental.

·         La Enfermedad Vascular Cerebral (EVC) representa la causa más común de discapacidad en adultos en México: especialistas.

·          

·         Después de un EVC, una de cada 3 personas presenta algún grado de discapacidad, debido a que el evento ocurre en el cerebro: Dr. Salvador Manrique.

·         Iniciar la rehabilitación en los pacientes que han sufrido un EVC ayuda a disminuir secuelas y en gran medida una discapacidad: coinciden especialistas.

Ciudad de México, 02 de diciembre de 2022.- De los poco más de 7 millones 168 mil personas que tienen discapacidad o alguna condición mental en México; 45% son adultos mayores, 31% adultos, 13% niños y 12% jóvenes[1], de acuerdo con el último censo del INEGI.

Por eso, médicos especialistas en neurología, medicina física y rehabilitación advirtieron sobre la  importancia de saber identificar síntomas de la Enfermedad Vascular Cerebral (EVC), que representa la causa más común de discapacidad en adultos en el país.

“Después de un EVC, una de cada 3 personas presenta algún grado de discapacidad, debido a que el evento ocurre en el cerebro, quién es responsable de generar movimientos, sensaciones y acciones, por lo que hablar de un EVC va más allá de sobrevivir, es hablar de una recuperación llena de retos y una nueva forma de vida para el paciente”, afirmó el Dr. Salvador Manrique, neurocirujano, integrante del grupo concientización sobre Espasticidad y EVC.

Dijo que, es indispensable en el marco del Día Internacional de las personas con discapacidad se hable de los pacientes sobrevivientes a un EVC, quienes tienen frente a sí el gran reto de disminuir las secuelas, entre ellas la espasticidad, que puedan conducirlos a una dependencia absoluta.

Añadió de que “para disminuir las secuelas y ayudar a la independencia de los pacientes sobrevivientes a un EVC es importante iniciar la rehabilitacioìn fiìsica lo maìs raìpido posible ya que la espasticidad (rigidez) es una secuela motora importante y presente en la mayor parte de los pacientes que ha sufrido algún tipo de ictus”.

Por su parte, el Dr. Juan Manuel Gutiérrez González, especialista en Medicina Física y Rehabilitación, también integrante del grupo de concientización, explicó que como lo indica la Organización Mundial de la Salud “la Enfermedad Vascular Cerebral es un problema importante de salud pública por su alta prevalencia, pero sobre todo porque genera una notable incapacidad fiìsica y laboral”.

Para la Organización de las Naciones Unidas las personas con discapacidad, la “minoría más amplia del mundo”, suelen ser menos las oportunidades económicas, peor el acceso a la educación y tasas de pobreza más altas.[2]

“En el caso de los pacientes que han superado un EVC, la espasticidad (rigidez), secuela motora, puede tener una repercusioìn devastadora en la calidad de vida de un paciente y conducir al deterioro en el movimiento, limitando su posibilidad de una vida independiente, incluso económicamente hablando, generando una dificultad para el paciente y su familia”, agregó el Dr. Guzmán González.

Señaló que hablar de discapacidad y EVC es referirse a un problema de salud pública que se debe colocar en un orden prioritario en el país, por el importante gasto sanitario que representa en los servicios de salud. 

Se estima que, en nuestro paiìs, una de cada seis personas tendraì un episodio de este padecimiento a lo largo de su vida y contribuye con la mitad de los problemas neuroloìgicos atendidos en los hospitales generales. [3]

El Diìa internacional de las personas con discapacidad fue declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la resolucioìn 47/3, con el propoìsito de promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad en aìmbitos de la sociedad y el desarrollo, asiì como para concientizar sobre su situacioìn en la vida poliìtica, social, econoìmica y cultural.[4]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *