lun. Sep 26th, 2022

La detección oportuna cambió mi vida: Una historia que contar

Durante octubre, México y el mundo se visten de rosa debido a la conmemoración del mes dedicado a la sensibilización sobre Cáncer de Mama que tiene como objetivo aumentar la atención y el apoyo prestado a la concientización, la detección temprana, el tratamiento y los cuidados paliativos de este padecimiento.

En México, 9 de cada 10 mujeres reconocen la importancia de realizar los chequeos para una detección temprana de esta enfermedad, de acuerdo con los resultados obtenidos en la Encuesta Regional de Opinión Pública sobre el Cáncer de Mama 2021 realizada por Avon y Fundación Avon.

Los datos de la encuesta revelaron la percepción, los miedos y actitud que las mujeres tienen cuando se encuentran en esta situación, así como las barreras que muchas veces las separan para lograr la detección oportuna que lleva a salvar vidas.

Tal es el caso de Imelda Delgado, una de las valientes mujeres que fue beneficiada por Avon a través de la Fundación Pro Salud, quien contó con los servicios médicos como la exploración de mamas y la mastografía. Imelda fue diagnosticada con cáncer de mama, enfermedad con la que ya había tenido experiencia, pues su madre tuvo el mismo padecimiento.

Su proceso ha sido una fuente de inspiración para muchas personas diagnosticadas, debido a que, a pesar de ser un proceso difícil, lo llevó paso a paso con una gran fuerza y siempre con una actitud positiva.

“La mastografía vino a mostrarme que requerimos de cuidar nuestros cuerpos, y con el antecedente familiar de mi mamá, supe que tenía que actuar de manera inmediata, no solo por mí, sino por mis seres queridos. Compartir es multiplicar y deseo se multipliquen las bendiciones para quienes hacen esto posible y así puedan apoyar a esas personas que se encuentran en esos momentos tan difíciles” compartió Imelda.

De acuerdo con los resultados arrojados por la encuesta realizada, sólo 2 de cada 10 mujeres reconocen a la mastografía como el método más efectivo, por otro lado, el autoexamen es el método considerado (erróneamente) como el más efectivo por el 54% de las encuestadas, pues lo ideal es realizarse la mastografía.

Es primordial dar a conocer la efectividad, la función diagnóstica y la frecuencia de los diferentes métodos de detección temprana, por ejemplo, se descubrió que la mastografía es el estudio que se realiza con una frecuencia menor a la recomendada, sólo el 39% de las mujeres se lo realiza anualmente.

Alma Delia Velázquez, una valiente sobreviviente de cáncer de mama, fue beneficiada por Avon a través de la Fundación Pro Salud donde a ella, su pareja e hijas han tenido acompañamiento psicológico y una consulta oncológica.

“Una vez que me diagnosticaron cáncer de mama en ambos senos, la alternativa fue retirarlos y mi respuesta sin pensarlo fue que se hiciera lo necesario. Lo único importante para mí era seguir viva, con mi familia, dándoles amor a mis hijas, esa fue mi razón para salir a delante. Espero mi caso sea de ayuda para muchas mujeres que no se atreven a realizarse la mastografía, es fundamental hacerlo a tiempo y sepan que no están solas” relató Alma.

Otro caso es el de Claudia Márquez, una mujer que, al realizar su autoexploración, descubrió una pequeña bolita en el seno izquierdo y por falta de recursos no podía realizarse una mastografía. Navegando en redes sociales encontró a la Fundación Pro Mujer, y resultó beneficiada con el estudio sin costo.

Pro Mujer le comentó que a partir de sus resultados diera seguimiento en el centro de salud y así fue como Claudia llegó a FUCAM. “Quince días después, me confirmaron que encontraron Cáncer de Mama in situ nivel 3 con concordancia maligna” comentó Claudia, quien agregó: “El mundo se me vino encima, pero seguí mi tratamiento ya que mi Cáncer fue detectado muy a tiempo, y semanas después entré a cirugía para que me realizaran una mastectomía radical de seno izquierdo, la cual fue exitosa y hoy solo puedo agradecer a la gran labor que realizan compañías y fundaciones como Avon, Pro Mujer y FUCAM.”

Aunque el 83% de las mujeres en México considera el cáncer de mama como un problema muy grave, hubo una baja de exámenes diagnósticos y de control durante la pandemia, siendo el miedo a contagiarse de COVID el principal motivo.

“El propósito de esta encuesta implicó escuchar las voces, los temores, el conocimiento o la ausencia de información que tienen las mujeres de Latinoamérica sobre el cáncer de mama, una enfermedad que detectada a tiempo tiene más del 90% de posibilidades de curación”, expresó Ingrid Espinosa, Head de Responsabilidad Social en Avon México, quien añadió, “conocer qué piensan, qué limitantes expresan, qué actitudes han asumido en relación a este tema, incluso en estos últimos años de pandemia, es también una invitación a la acción. Estos resultados ayudan a detectar los desafíos y trazar el camino del cambio necesario” finalizó Ingrid.

Durante todo el año, Avon realiza diferentes esfuerzos para compartir mensajes a toda la sociedad para impulsar la reflexión sobre el Cáncer de Mama y cómo esta enfermedad dejó de ser un tema de mujeres, para convertirse en un tema de todas y todos.

Durante los últimos 27 años en México se han donado más de $224 millones de pesos destinados a programas, acciones y alianzas para hacerle frente al Cáncer de Mama, con esto se han sensibilizado a más de 22 millones de mexicanas entorno a esta enfermedad y se ha dado atención a más de 2 millones de mujeres como Imelda, Claudia y Alma, para que tengan una segunda oportunidad.

Si el Cáncer de Mama No Para… Nosotros Tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.