jue. Ago 11th, 2022

Alberto Barros arma tremenda fiesta en el Auditorio Nacional

La salsa se hizó presente en el Auditorio Nacional, una gran velada con el maestro Alberto Barros desde Colombia para la Ciudad de México.

Al filo de las 8 30 pm comenzo la fiesta en el Auditorio Nacional, la presencia del maestro Alberto Barros provoco el alarido del respetable con temas de Salsa Colombiana.

Alberto Barros continuo con Gotas de Lluvia, la cita, por retenerte en compañia de sus vocales, que hicieron que el Auditorio Nacional se convirtiera en una pista de baile, la gente bailando en las escaleras, con cada nota de salsa colombiana.

Alberto Barros creció en un ambiente musical y su talento fue guiado desde el principio por su padre, el famoso compositor colombiano José Benito Barros. Comenzó su formación profesional en el conservatorio de la Universidad del Atlántico, Barranquilla, con tan solo 14 años, posteriormente viajó a la Medellín para desarrollar sus estudios de armonía y orquestación. Tras esto Barros se fue haciendo de un nombre profesional realizando arreglos, así como tocando el bajo y trombón para agrupaciones como Fruko y Sus Tesos, Joe Arroyo y en especial para el grupo Niche, del que fue integrante durante catorce años y con el que alcanzó la fama en su país. En 1982 fundó la agrupación de salsa Los Titanes,

La 1a invitada de la noche Mariana Seoane con el tema que nadie sepa, le puso el sabor a esta noche de sabor y fiesta en el recinto de Reforma.

La Rebelión, En Barranquilla me quedo, bonita y mentirosa, el respetable canto un monton de estrellas, el coro monumental, una gran noche de Alberto Barros.

Los segundos invitados de la noche Cañaveral de Humberto Pavón, a cantar y bailar la Cadenita, la pista de baile no terminaba, un momento de fiesta, pero solo fue una canción a pesar el público queria más.

Presentación del fonograma Despecho que incluye composiciones de animosidades sentimentales entre parejas en armonizaciones de salsa que van del clásico “Rata de dos patas” en paradas por “Mal hombre”, “Ya te olvidé”, “No quiero verte ni en pintura” o “Despintaste payaso”, entre otras piezas.

Los ritmos de la palomita, oiga, mire, vea, sin sentimiento, Maruja, pal bailador y con la que se bailo hasta retumbar el Auditorio Nacional Sobredosis.

La tercera entrega de Alberto Barros en el Auditorio Nacional La Sonora Dinamita con Que Bello, este tema uno de los éxitos mas representativos que siempre intepreta el colombiano.

Un momento especial fue la presentación de Elvis Barros en el Auditorio Nacional ejecutar una mezcla de sonoridad urbana con salsa, él se inclinó por esa modalidad y ahora se une a su padre salsero para dialogar en una fusión, en una noche de hermandad rítmica más allá de las categorías genéricas. La salsa tiene tanta fuerza que asume en su seno cualquier prosodia y la convierte en éxito para el disfrute de los bailadores.

Para este gran final Una Aventura, el preso, el perfume, Cachondea obligado y mambo, para dar punto final a una gran noche, Alberto Barros prometio regresar en el 2023 para disfrutar de una pista de Baile enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.