dom. Abr 21st, 2024

Arma un presupuesto para tus viajes, DiDi te dice cómo

Ciudad de México, 21 de marzo de 2024. Viajar es una gran actividad que todos deben intentar al menos una vez en la vida, pues además de brindarte experiencias inolvidables, te da oportunidades para conocerte mejor, sin embargo, un viaje requiere dinero, y si ya tienes una idea de ir a un lugar nuevo, planea bien y fija un presupuesto, para que así tu única preocupación sea divertirte.

Sabemos que definir un presupuesto puede ser complicado, pero en DiDi sabemos cómo hacerlo, y te damos estos consejos para simplificar esta tarea.

Pregunta a tu cartera. El mundo está esperando por ti, pero no olvides que tu cartera es quien elegirá tu destino, por esto revisa con cuánto dinero cuentas para tomar ese rápido escape o esas largas vacaciones en otro país. Si ya tienes una cantidad en mente, puedes comenzar a pensar en lugares e incluso en ciertos gustos que puedas darte durante el viaje. Pero si todavía no tienes ese presupuesto, te aconsejamos revisar deudas, pagos recurrentes y tus saldos para que así puedas tomar un viaje que se ajuste a tu situación actual.

Saqué 10 en matemáticas. Ya que tienes un destino en mente, es hora de calcular. Lo que deberás hacer es dividir y vencer, al poner en números cuáles serán los gastos principales del viaje, la reservación, el transporte, comida o algunas actividades. Esto te será muy útil, pues de esta manera puedes ver en números lo que serán tus gastos y te dará una idea clara de cuánto necesitas y esta cantidad deberás colocarla en tu presupuesto.

Otros gastos. Aquí entran todos esos gastos como la alimentación, el transporte ya en el destino, el llaverito o la taza, y actividades de entretenimiento que harás. Es importante que también contemples esto en tu presupuesto, quizás no tendrás una cantidad exacta, pero sí un apartado del que puedas hacer uso, para que esto no te desfalque.

Por la mala suerte. A veces en los viajes suceden accidentes o imprevistos, como una enfermedad o cambios en los planes, para evitar que esto te tome por sorpresa reserva una cantidad en tu presupuesto destinada únicamente a este tipo de sucesos. Es mejor estar preparado que padecer durante el viaje.

Aguas con el tarjetazo. Cuando no se tiene un presupuesto definido, tendemos a usar la tarjeta de crédito por cualquier imprevisto o gusto, pero ese no es el mejor uso para tu tarjeta. Evita usarla en montos grandes y en cosas que no tenías planeadas. Si es posible, fija un monto máximo a gastar en tu tarjeta, para que ésta se bloquee en compras mayores. Tip adicional: eso lo puedes hacer con tu DiDi Card.

Como ves, fijar un presupuesto no es difícil, pero requiere de atención a los detalles y de prevenir; ahora ya sabes que si quieres disfrutar completamente de tu viaje, sin preocupaciones sobre el dinero, tu mayor aliado es un presupuesto hecho cuidadosamente y contemplando varios escenarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *