lun. May 27th, 2024

Construcción en México: 

¿Con capacidad de atender el aumento de nearshoring?

Por: Luis Herrera, Director Senior para Latinoamérica y España de Procore.

A inicios de marzo, la Secretaría de Economía (SE) anunció que México recibirá una inversión de 2 mil millones de dólares por el nearshoring.  Ésta, por supuesto, es una cifra que confirma por qué esta práctica está tomando tanta relevancia para el desarrollo económico del país, sobre todo considerando que su geolocalización lo hace un socio estratégico para Estados Unidos y Canadá. 

Esta situación también ha impactado favorablemente al sector nacional de la construcción. Y es que al arranque de este año se registró una demanda por 505 mil metros cuadrados de naves industriales (principalmente en la frontera norte), lo que anticipa que marcas transnacionales seguirán arribando para relocalizar aquí algunas de sus plantas de producción. Con ello, a su vez, se adelanta un incremento de este tipo de edificaciones en el país.  

Hace unos días Tesla dio a conocer que establecerá, en Santa Catarina, Nuevo León, su nueva planta para producir autos eléctricos. Sobre ello, el gobierno federal señaló que su construcción significará una inversión de 5 mil millones de dólares. Además, refirió que antes de que termine este sexenio, el país requiere edificar 25 nuevas zonas industriales para atender la demanda que se espera.   

Por otra parte, la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP), informó recientemente que han identificado más de 40 proyectos de inversión por el nearshoring, lo que se traduce en una demanda potencial de 1.8 millones de metros cuadrados. También, según esta organización, 52% de estas inversiones provienen de China, 13% de Italia, 8% de Alemania, 6% de Taiwán y también 6% de Corea del Sur; es decir, 64% de las próximas inversiones de relocalización de empresas proviene del continente asiático.

Sin duda, este panorama deja ver por qué las compañías del sector deben contar, cuanto antes, con procesos cada vez más digitalizados que les permitan, entre otros beneficios, mantener control y visibilidad en las etapas de planeación y preconstrucción de los proyectos, así como en la administración de recursos, además de la comunicación entre los principales agentes involucrados. 

Y es que la realidad obliga a comparar el gran número de instalaciones de producción que se necesitan en el país, con el poco tiempo que se tiene para construirlas. Es así como el nearshoring requiere, para seguir creciendo, de empresas modernas de construcción capaces de edificar, con alta calidad y en plazos cada vez más cortos, instalaciones industriales que cumplan a su vez con protocolos de distribución y seguridad.   

En Procore creemos que con la digitalización de la construcción en México se abre la oportunidad de modernizar y edificar el futuro de esta industria para que sea capaz de atender el aumento de nearshoring en el país. Y esto es porque nuestra tecnología ha demostrado que la virtualización de procesos y el almacenamiento en la Nube, por ejemplo, sirven para tener una mejor administración de lo que ocurre antes y durante el proyecto. 

Hoy nuestro rubro tiene una enorme oportunidad para impulsar su desarrollo, por lo que su apertura a más y mejor tecnología es clave para que la relocalización de plantas industriales en el país siga en aumento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *