mié. Abr 17th, 2024

Descubre las tres formas más comunes de comer atún

El atún es uno de los pescados con más demanda en México, no sólo porque su consumo trae múltiples beneficios a la salud, por su aporte en fibra, nutrientes y bajo contenido en grasas, sino porque las tres formas más populares de comerlo – en lata, congelado y fresco- tienen diversas ventajas que cualquier persona puede aprovechar, de acuerdo con su estilo de vida.

Una de ellas es que independientemente de la forma en la que se consuma, conserva sus propiedades y nivel nutritivo, por lo que se recomienda incluir esta proteína en la dieta semanal.

Por lo anterior, Atún Dolores®, te comparte las ventajas de consumir este alimento en tres diferentes presentaciones y cómo cada una de ellas te puede acompañar en diferentes momentos.

Atún en lata

Es la presentación más común, se puede encontrar en aceite o en agua en la mayoría de los supermercados. También, es una de las opciones más económicas y que tiene una vida útil de entre 2 a 5 años (de acuerdo con su fecha de caducidad) además de contar con los sellos libres de soya, lo cual garantizan que se está consumiendo 100% lomo de atún aleta amarilla.

Actualmente, entre las opciones de agua y aceite existen otras presentaciones que ofrecen variedades de sabores para el gusto mexicano como jalapeño, chipotle o ensalada con mayonesa. Parte de su beneficio es la practicidad y el fácil transporte.

Atún congelado

Congelar los alimentos es un método de conservación muy popular, que además evita la producción de bacterias, mientras siga en refrigeración, y se conserva durante mucho más tiempo.

En el mercado existen diferentes presentaciones de atún congelado, que además de su practicidad, ofrecen opciones gourmet; como medallones, hamburguesas, cubitos cevicheros, entre otros. Gracias a su durabilidad puedes utilizar estos alimentos para momentos especiales, como una parrillada con amigos y familiares o para preparar una deliciosa cena en fechas memorables.

Atún fresco

Para el consumo de atún fresco es importante revisar su condición, es decir, debe lucir color metálico, ojos brillantes y transparentes. Si tiene un color amarillento probablemente ya no se encuentre en buen estado.

Posterior a esta revisión es recomendable no retirar su piel, ya que es rica en colágeno y donde se conservan varias propiedades como el Omega 3.

El atún en cualquiera de sus formas de consumo es un aliado para mejorar tus platillos en cuestión de nutrición y sabor. Atrévete a cocinarlo de diferentes maneras y prepararlo con los ingredientes que más te gusten para celebrar una fecha en especial, además de incluirlo como parte de tu alimentación al menos una vez a la semana y con ello notarás los beneficios que brinda a tu salud y estado de ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *