sáb. May 18th, 2024

El 41% de las mujeres declararon tener miedo a las consecuencias que puede haber al pedir ayuda estando en una situación de violencia.

  • En el marco de los 16 días de activismo, Avon difunde los resultados de la Encuesta Regional de Opinión Pública sobre Violencia de Género para visibilizar las barreras que enfrentan las mujeres al querer salir de una situación de violencia.

Ciudad de México a 22 de noviembre de 2022. – El 25 de noviembre fue nombrado día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por eso, en este mes Avon y Fundación Avon lanzan la Encuesta Regional de Opinión Pública sobre Violencia de Género la cual analiza qué pasos atraviesan y qué obstáculos enfrentan las mujeres que buscan salir de una situación de violencia. La encuesta fue realizada en México, Argentina, Colombia y Ecuador por Avon y Fundación Avon de la mano de Quiddity y organizaciones del tercer sector en cada país. En nuestro país, el proyecto contó con el apoyo y participación de la organización Casa Gaviota Un Vuelo sin Violencia AC.

Un factor esencial es conocer los caminos que una mujer toma cuando decide salir de una situación de violencia y es así como llegamos a la ruta crítica, que es el proceso donde ella toma la decisión de pedir ayuda para salir de esta situación, es complejo, no es rápido e intervienen varios actores, lo cual puede generar confusiones y que la mayoría de las veces, deriva en que ellas no sepan cómo continuar o con quién acudir” – comentó Ingrid Espinosa, Head de Responsabilidad Social de Avon México.

El informe señala que las mujeres en México atravesaron situaciones de agresión física y sexual en mayor medida que el resto de las mujeres de la región, más de la mitad de las mujeres de 26 a 35 años y las mujeres que tienen personas a cargo sufrieron episodios de agresión.

El informe reveló que el miedo está entre los principales factores inhibidores para hablar o interrumpir el proceso una vez iniciado donde el 40% de las encuestadas dijeron tener miedo a las consecuencias y el 25% indicó que tiene temor directo a recibir amenazas. El segundo factor inhibidor más importante es tener hijos y/o personas a cargo. 7 de cada 10 consideran que tener personas a cargo es un desafío adicional a la hora de pedir ayuda, y las razones señaladas van desde no saber con quién dejar a cargo a los chicos (16%), sentir que el vínculo con los mismos se podría ver afectado negativamente (14%) o sentir que las personas a cargo iban a estar en peligro si pedía ayuda (11%). El tercer factor es la vergüenza con un 34%, donde aparece este sentimiento al intentar pedir ayuda a su entorno que puede juzgarla y también, al momento de realizar una denuncia y sentir expuesta en su privacidad ante personas desconocidas.

El cuarto factor va de la mano con la sensación de incapacidad para ayudarlas donde el 30% sintieron que no iban a darles una respuesta y apoyarlas y el 28% de las encuestadas señaló temor a que no les crean. Y finalmente la falta o dificultad para adquirir independencia económica, donde el 64% de las mujeres que se divorciaron manifestaron que sus exparejas no cumplen con la responsabilidad del pago de la cuota alimentaria, afectando el derecho de sus hijos/as. Tal es así que 4 de cada 10 víctimas de violencia de género no hablan por temor a no poder subsistir económicamente.

“El comparativo de datos obtenidos reflejan que el 85% de las encuestadas han transitado al menos una vez por alguna situación de violencia y que solo el 4% de estas se atreve a iniciar un proceso de denuncia ante las autoridades  policiales, judiciales o entidades especializadas, lo que demuestra que las mujeres tienen miedo de que se intensifiquen las formas de violencia y que además  se suma a la desconfianza en instituciones de impartición de justicia, colocándolas en estado de indefensión; lo que como sociedad nos obliga a impulsar campañas de sensibilización y concientización para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres en  México  y en el mundo”.- añadió María Dolores Ofelia Blancas Rueda, fundadora y presidenta de Casa Gaviota Un Vuelo Sin Violencia AC.

La encuesta se realizó a más de 2.000 personas de forma cuantitativa, profundizando en 24 entrevistas de índole cualitativas, para poder ahondar en las razones y sensaciones detrás de las respuestas. “Nos enorgullece haber participado en este proyecto que implicó para nosotros un gran proceso de aprendizaje y capacitación. Para poder explorar y entender la Ruta Crítica que viven las mujeres que sufren violencia de género desarrollamos una herramienta de datos regionalizable donde las participantes se sintieran cómodas y contenidas a la hora de brindar información. Más allá de los resultados que son muy contundentes, queríamos que fuera un proceso empático, no revictimizante y en el que primara la contención y lo hemos logrado” comentó Verónica Rodríguez Celin, Directora Regional de Quiddity.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *