mié. Feb 21st, 2024

Enfrentando los desafíos económicos y de capacidad del cambiante panorama de los centros de datos por todo el Caribe y América Latina

Por: Andres Madero, CTO CALA, Infinera

Los centros de datos en el Caribe y América Latina (CALA) están aumentando su modularidad y naturaleza distribuida. 

Centros de datos no existen aisladamente. Así como el resto del trabajo, los centros de datos requieren conectividad local, regional y, a ocasiones, submarina – conectividad óptica de alta velocidad – para vincularlos a otros centros de datos y a las personas y aplicaciones que utilizan sus recursos informáticos y de almacenamiento.

En cuanto industria, ¿cómo podemos evolucionar y adaptar las soluciones de interconexión de centros de datos (DCI) para respaldar las crecientes demandas de capacidad de los centros de datos de hiperescala en expansión y, a un mismo tiempo, respaldar la diversidad de los más pequeños, modulares y distribuidos?

Tres opciones:  opciones de plataformas ópticas modulares más compactas, innovaciones en motores ópticos coherentes integrados y conectables y un mayor espectro de transmisión por par de fibras. En resumen, necesitamos dimensionar correctamente la capacidad y la inversión inicial de DCI para satisfacer las demandas de transmisión del primer día del centro de datos y, a un mismo tiempo, permitir una expansión eficiente en costos y energía a lo largo del tiempo.

Un Chasis para Todos Entornos

Aunque la categoría DCI comenzó con pequeños transpondedores similares a servidores con motores ópticos coherentes, la industria ha evolucionado rápidamente hacia plataformas modulares compactas más flexibles con trineos que se pueden mezclar y combinar para admitir prácticamente cualquier funcionalidad deseada, como se ve en la Figura 1. Los chasis están disponibles en una amplia gama de profundidades para admitir la implementación en diversos entornos. Estas plataformas son capaces de combinar el sistema de línea óptica y la funcionalidad del transpondedor y pueden ampliarse con conectividad de múltiples chasis que permite la capacidad de administración de un solo elemento de red con una fácil expansión de la capacidad. Este modelo que se paga a medida que crece permite a los operadores expandirse conforme la necesidad, igualando el costo y el consumo de energía con la capacidad.

Figura 1: Plataforma DCI modular compacta con trineos mix-and-match [de combinación]

[Leyenda: ARQUITECTURA BASADA EN TRINEOS, SISTEMA EN UNA LÁMINA. Pluggables = Conectables]

Moviéndose a la Velocidad de la Luz

Con una mayor integración vertical, los principales motores ópticos coherentes están evolucionando en dos direcciones simultáneamente: 1) conectables más pequeños y de menor potencia que pueden alcanzar 1.000 km o más y 2) motores ópticos integrados basados en trineos con tecnología sofisticada de transmisión y recepción que maximizan el alcance de la capacidad y la eficiencia espectral.

Con capacidades cada vez mayores en pequeños conectables QSFP-DD de 400G, IP sobre DWDM (IPoDWDM) está comenzando a realizarse con implementaciones directamente en enrutadores y conmutadores. Los conectables básicos 400ZR admiten aplicaciones DCI de hasta 120 km con configuraciones fijas y solo admiten tráfico Ethernet. Los conectables 400G ZR+ más avanzados ofrecen mayor programabilidad, soporte para tráfico OTN y Ethernet, y mejor rendimiento óptico para soportar conectividad metropolitana/regional y algunas de larga distancia. Los conectables 400G XR admiten aplicaciones punto a punto de alto rendimiento como ZR+ e implementaciones punto a multipunto, donde una única óptica conectable de 400G puede comunicarse simultáneamente con múltiples ópticas conectables de 100G en incrementos de 25 Gb/s.

Los motores integrados de hoy, como el ICE6 de Infinera, ofrecen 800 Gb/s por longitud de onda a distancias cercanas a los 1.000 km, y esos mismos motores de 800G pueden ofrecer 600 Gb/s hasta 3.000 km y 400 Gb/s en casi todo el mundo, incluidos los tramos submarinos que pueden mide 10.000 km. Pero los motores de 1,2 Tb/s por longitud de onda y más están surgiendo de los laboratorios de desarrollo y serán ideales para soluciones de conectividad DCI de larga distancia.

Los motores integrados también son ideales donde la fibra es escasa y se requiere una alta eficiencia espectral. A modo de ejemplo, en situaciones en las que un operador de centro de datos alquila fibra, los motores ópticos integrados pueden reducir los costos operativos al maximizar la cantidad de transmisión de datos a través de un solo par de fibras para evitar arrendar un segundo par de fibras o zanjar fibra nueva. El consumo de energía de los motores ópticos coherentes de 800G actuales también ha mejorado drásticamente, ya que utilizan un 89 % menos de energía por bit que motores similares de 10 años antes.

Poniendo Más Carriles y Automóviles en las Carreteras

En la mayor parte del mundo, las redes DWDM solo han utilizado la banda C del espectro de fibra, pero los operadores de escala web con centros de datos de hiperescala fueron los primeros en adoptar la transmisión de banda C+L en la misma fibra. Al igual que agregar carriles a una autopista, ampliar el espectro utilizable en una fibra ofrece más capacidad. Pero, en los últimos años, los operadores se han centrado en obtener ganancias de capacidad mediante el uso de motores ópticos coherentes espectralmente más eficientes con esquemas de modulación avanzados. A medida que estas ganancias de eficiencia disminuyen con cada generación sucesiva, los avances en los componentes del sistema de línea óptica, como amplificadores y conmutadores selectivos de longitud de onda (WSS, wavelength-selective switches), pueden aumentar de manera rentable el espectro de transmisión de 4,8 THz a 6,1 THz tanto en bandas Super C como como Super L, intercambiando un pequeño costo incremental de infraestructura del sistema de línea para lograr una ganancia incremental del 27% en espectro y capacidad de transmisión por par de fibras. Aunque todavía incipientes, busque implementaciones Super C y Super L en futuras redes DCI.

Figura 2: Expansión del espectro Super C y Super L [Leyenda: Espectro de fibra. Extendido C. Extendido L.]

La construcción de centros de datos no muestra signos de disminuir y, aunque siguen siendo críticos y en crecimiento, los centros de datos masivos de hiperescala están dando paso a un número cada vez mayor de centros de datos más pequeños, modulares y diversos. Este cambio solo acelerará las implementaciones modulares compactas con una variedad de trineos y chasis para adaptarse a diferentes tipos de entornos, una colección de motores ópticos integrados y conectables y un espectro de transmisión cada vez mayor por fibra. Cuando en combinación, esta arquitectura de solución nos permite tener un precio de entrada bajo, un consumo de energía reducido y un tamaño reducido, al mismo tiempo que permite una escalabilidad flexible para satisfacer las demandas de capacidad futuras.

Andrés Madero es el Director de Tecnología para América Latina y el Caribe en Infinera. Es responsable de cumplir con el servicio a los proveedores de la región, brindándoles una perspectiva única sobre las tendencias de la industria al tiempo que demuestra el valor comercial de la cartera de soluciones de red de vanguardia de Infinera, las cuales abarcan aplicaciones de transporte de larga distancia, submarinas, de interconexión de centros de datos (DCI) y metropolitanas.

Acerca de Andrés Madero

En 2023, Andrés Madero fue distinguido por Capacity como uno de los 100 líderes en telecomunicaciones más influyentes en América Latina. La mención corresponde a la cuarta edición de Power 100, de Capacity Magazine

El reconocimiento pone en relieve el compromiso del ejecutivo con los proveedores de servicios en la región, brindándoles una perspectiva única sobre las tendencias de la industria. 

Andrés tiene una destacada carrera en redes con amplia experiencia y conocimientos en tecnologías L0-L3 y arquitecturas de red, tanto desde el punto de vista de un vendedor como de un proveedor de servicios. Tiene más de una década de experiencia trabajando de cerca con proveedores de servicios ayudándolos a diseñar redes de próxima generación en varios países de América Latina. 

Anteriormente, Andrés fue Vicepresidente de Ingeniería y Desarrollo Comercial en Raisecom, supervisando las operaciones de la empresa en las Américas. Antes de liderar el equipo de ingeniería de Raisecom, trabajó en Liberty Latin America Networks en diferentes áreas comerciales, incluida la transmisión óptica, la arquitectura de red y el campo y las operaciones. Se desempeña como copresidente de MEF y líder de clúster de CALA para ONF en LATAM.

Andrés tiene una Licenciatura en Ingeniería de la Universidad del Norte, Colombia y una Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Phoenix, EEUU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *