lun. Jul 15th, 2024

Nutrición animal, clave para una crianza de reemplazos exitosa en ganado lechero

Ciudad de México a 29 de mayo del 2022.- La industria de la leche es muy importante para la economía mexicana, ya que ofrece productos infaltables dentro de la canasta básica para muchas familias. Este sector ha mantenido un crecimiento sólido en los últimos años, al grado que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural reveló que, en el primer cuatrimestre de 2022, la producción acumulada de lácteos alcanzó los 5 mil 191 millones de litros, un 39.5% de avance respecto a lo que tenían proyectado para ese año.

Algunos de los objetivos que busca el sector hoy en día es aumentar la producción de leche, mantener una población bovina eficiente y promover el bienestar animal. Para alcanzar estas metas se requiere entre otras cosas, que el ganado esté bien nutrido. Por ello, en FEMELECHE 2023, un foro en el que especialistas y organizaciones proponen políticas públicas para apoyar a productores de leche, ADM, líder en nutrición humana y animal, compartió su perspectiva sobre la existencia de alternativas favorables para enfrentar estas necesidades.

Una de ellas es la crianza de reemplazos cuyo objetivo es tener el mayor número de becerras sanas, con un buen desarrollo óseo y ruminal, además de pesos y tallas adecuados, así lo explicó el Ing. Oscar Martínez Aispuro, gerente de Nutrición de Rumiantes en ADM, durante su ponencia virtual: “Crianza de reemplazos: la base de una producción sustentable”. Mencionó que el objetivo final del proceso es tener una hembra que sirva para reemplazar a una vaca poco productiva o bien, que ésta se utilice para que crecer el hato. Entre los principales beneficios está el que los productores tengan mayor control sobre la crianza de sus remplazos y de su potencial productivo en el futuro.

Las etapas que componen este minucioso proceso son las siguientes:

  • Nacimiento. Algunos especialistas llaman este momento como el “día cero” y es uno de los más importantes, ya que se realizan actividades tales como la desinfección y administración de calostro con el fin de evitar cualquier tipo de enfermedades o anomalías desde el momento del nacimiento.
  • Lactancia. Esta etapa comprende desde el día 1 del nacimiento hasta el destete. En promedio es un periodo de entre 45 a 60 días y en este caso la alimentación (la cual es crucial) se basa en leche pasteurizada o sustituto de leche, más un concentrado iniciador que ayuda de gran manera al desarrollo.
  • Crecimiento. En este periodo la alimentación se modifica conforme avanza la edad de las becerras. Además de que los alimentos suelen estar compuestos de nutrientes necesarios para el desarrollo de órganos esenciales para su futura producción de leche. Por otro lado, es importante que los animales estén en lugares limpios y confortables para que su calidad de vida y crecimiento sea el óptimo.

En este caso la alimentación de los animales usualmente se basa en concentrados, combinados principalmente con henos y pajas. Uno de los objetivos en esta etapa es el desarrollo del sistema digestivo con foco en el desarrollo ruminal, así como la talla y peso del animal

  • Desarrollo. Esta fase comprende entre los siete hasta los doce o trece meses de edad. En este sentido, se recomienda que la alimentación esté compuesta por raciones mezcladas, ensilados, henos de primera calidad, proteínas y granos o bien alimentos concentrados para llegar a niveles de peso y tamaño adecuados.
  • I.A. y Vaquilla Gestante. En este periodo las vaquillas alcanzan la pubertad y comienzan su vida reproductiva. Para alimentarlas se utiliza los mismos ingredientes que en la etapa anterior para continuar con un desarrollo eficiente y tener un excelente animal de remplazo.

Cabe mencionar que en cada etapa es importante que los criadores revisen los efectos que tiene la alimentación y manejo, esto lo pueden comprobar por medio de comparativas en el peso y talla de los animales.

Dicho lo anterior, el especialista recalcó la importancia que tiene la nutrición animal para el correcto desarrollo del ganado durante cada uno de sus momentos de crianza. Por ello, ADM ofrece a los productores de leche soluciones como iniciadores, concentrados, proteínas, etc., que ayudan a la salud digestiva, al control de peso, la disminución de enfermedades y a mejorar las etapas de transición de los animales. Además, tener presencia en otros países le permite a la compañía replicar buenas prácticas en la crianza de reemplazos para que éstas se puedan implementar en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *