lun. May 27th, 2024

Revolución 4.0: el futuro de la industria manufacturera

Por Francisco Solano, director de tecnología y portafolio para México y Puerto Rico

De acuerdo con Datamexico, durante el segundo trimestre de 2022, la industria manufacturera registró un alza de 16.3 % respecto al mismo periodo del 2021. Esto demuestra una recuperación en el sector que se vio afectado a partir del 2020 debido a la pandemia. 

Y es que la revolución industrial 4.0 ha traído consigo una transformación tecnológica en los sistemas operacionales de las compañías, principalmente, gracias a la nube, brindando diversas ventajas para que las organizaciones sean más competitivas e innovadoras.  

Dicha evolución se está llevando a cabo debido a la necesidad de inmediatez en los resultados que busca la industria manufacturera. Ofrecer al cliente un dato certero de la producción o brindar una respuesta rápida ante momentos de crisis, implica contar no solo con personal cualificado que facilite entregar en tiempo real, sino apoyarse en una pila tecnológica basada en la nube.

Son muchos los beneficios que se obtienen al implementar la nube y el Big Data a la industria manufacturera, como reducir costos, agilizar procesos de producción, mejorar controles de calidad y vigilar el comportamiento de las materias primas, inventarios y el desempeño de toda la cadena de suministros y la toma de decisiones actuales y futuras a corto, mediano y largo plazo. 

Además, la tecnología de nube tiene la capacidad de almacenar y procesar mayor cantidad de datos (Big Data), mismos que al aplicar Data Analytics nos revelan una información específica que permite encontrar áreas de oportunidad, identificando métricas con mayor precisión, haciendo posible que se entregue un producto con más calidad y con menor pérdida en su proceso productivo.

Otro de los beneficios radica en la contribución a la sostenibilidad ambiental, ya que la reducción de costos no solamente se ve reflejado en temas tecnológicos de toma de decisiones, sino que también tiene un impacto positivo para el ambiente, pues detrás de todo el proceso existe un sistema que administra, controla y reduce la merma generada por exceso de residuos. 

La edición 2021 del Índice Mundial de Innovación, informe que presenta la clasificación mundial más reciente de 132 economías, según su nivel de innovación, ubicó a México en el segundo puesto a nivel Latinoamérica y en la posición 55 a nivel mundial, lo cual demuestra que se han logrado avances hacia la digitalización en la industria, pero también se ve reflejado el rezago y camino que aún falta por seguir para complementar esta evolución. Por lo anterior, es importante apostar por la digitalización y dejar a un lado la resistencia al cambio y la creencia de que esta no es necesaria o es demasiado costosa, pues como vimos anteriormente, mayores son los beneficios que se obtendrán al llevar a cabo esta transformación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *