dom. Feb 25th, 2024

Telemedicina para combatir la obesidad en el trabajo

Cómo los empleadores pueden ayudar al personal a combatir la obesidad

Ciudad de México. México, 28 febrero 2023.- El sobrepeso y la obesidad en México van en aumento debido a múltiples factores como la genética, la inactividad física, la deficiente alimentación saludable; factores psicológicos y económicos, por mencionar algunos. La Federación Mundial de Obesidad estima que alrededor de mil millones de personas en el mundo vivirán con obesidad en 2035 [1].

El desafío en México es creciente dadas las cifras que reporta el World Obesity Atlas 2022 [1], estimando que para 2030 un 36.8% de la población adulta en el país vivirá con obesidad, y habrá un 45% de muertes prematuras por obesidad en la próxima década.

“Ante este panorama, el mundo en sus diferentes entornos, entre ellos el empresarial, necesita implementar acciones urgentes y coordinadas para hacer frente a la obesidad. Reflexionemos que las personas pasan más de la mitad de su día en el trabajo, y que los problemas de salud afectan la productividad, los costos de atención y el bienestar general. Por ello, los entornos de trabajo tienen un papel relevante en los temas de salud y los riesgos de enfermedades como la obesidad”, explica Rafael García, CEO de Ever Health México.

Las empresas que promueven la salud en el lugar de trabajo pueden reducir el ausentismo y generar un impacto positivo en el compromiso de los colaboradores, la productividad y una cultura laboral de bienestar general. Los ambientes sanos en todos los aspectos disminuyen el estrés, el cual también incide en la obesidad.

Ever Health México, empresa de telemedicina, comparte algunas iniciativas para que los empleadores ayuden a sus colaboradores y se comprometan a combatir la obesidad en los centros de trabajo.

Crear conciencia sobre la obesidad y su impacto en la salud

“Para apoyar el camino hacia una vida más saludable, la información nutricional y educativa sobre la obesidad es indispensable. Es importante reconocer que la obesidad está relacionada con diversas condiciones comórbidas, como enfermedades relacionadas con colesterol y triglicéridos, cardíacas, diabetes, así como problemas psicológicos como depresión y ansiedad, entre otros”, dice Mariana Villaseñor Saucedo, nutricionista en Ever Health.

Compartir con los colaboradores material educativo y recomendaciones sobre alimentación saludable puede ser de gran ayuda. También puede proporcionar acceso a un proveedor de salud o expertos en nutrición para orientar a los colaboradores con necesidades específicas a través de servicios de telemedicina que ofrecen un acceso fácil e inmediato.

Además, reconocer mediante información el impacto del estrés en la obesidad, debido a la respuesta fisiológica que aumenta los niveles de cortisol (hormona del estrés) y el aumento en la ingesta de comida como azúcares y harinas refinadas; puede generar un cambio en el comportamiento organizacional para priorizar la salud en el trabajo.

Crear una cultura de prevención y tratamiento

El lugar de trabajo puede ser un entorno que fomente hábitos saludables y un estilo de vida activo. Crear una cultura en la que se fomenten los descansos y el movimiento regulares es posible; por ejemplo, animar a los colaboradores a usar las escaleras en lugar de los elevadores son acciones sencillas que promueven la actividad física. De ser posible proveerles acceso o descuentos a centros deportivos, es otra forma de incentivar a la actividad física

“Para ir más allá y atender puntualmente la prevención y el tratamiento, se pueden crear iniciativas de control de peso en el lugar de trabajo, apoyados por profesionales capacitados en nutrición y control de peso. Los servicios de telemedicina son una excelente opción para implementar este tipo de iniciativas que para que sean efectivas requieren ser personalizadas y facilitan la educación nutricional”, recomienda Villaseñor.

Las raíces de la obesidad son complejas por ello la atención integral es la mejor opción, para cubrir un asesoramiento conductual o de medicamentos según se requiera.

Escuchar a los colaboradores para identificar sus necesidades

Para que un programa de bienestar sea exitoso, es necesario identificar de manera previa las necesidades de los colaboradores. Realizar previamente una encuesta laboral le permitirá identificar las necesidades de las personas respecto a su salud, así como descubrir factores de riesgo. En función de los resultados entonces será posible generar programas de bienestar personalizados y atender puntualmente los padecimientos y riesgos de obesidad.

En el caso de los programas de nutrición, la telemedicina permite integrar programas personalizados, además de dar un seguimiento puntual a cada caso, gracias a la facilidad de generar un expediente médico electrónico.

Proporcionar un foro seguro y accesible para que los empleados comuniquen sus necesidades y preocupaciones en el trabajo, es una buena forma de identificar factores de riesgo a su salud.

Los empleadores pueden apoyar la adopción de mejores hábitos de alimentación y estilo de vida implementando iniciativas de nutrición y actividad física, ofreciendo horarios de trabajo flexibles y descansos para fomentar la actividad durante todo el día. La salud y el bienestar general de los colaboradores se lo agradecerán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *