dom. Abr 21st, 2024

Tendencias de pago y fraude en 2023 en América Latina – FICO

  • en las estafas las realizan los cuentahabientes legítimos, lo que dificulta la detección de fraude porque el titular de la cuenta cumplirá con todos los requisitos de autenticación. Sin embargo, su comportamiento estará influido por el defraudador y, por lo tanto, será atípico. Se han desarrollado modelos de IA y machine learning capaces de detectar con precisión las estafas con base en el análisis conductual.
  • Analizar los pagos que entran y salen de las cuentas – Detener la estafa antes de que el dinero salga de la cuenta es lo ideal. No obstante, si las instituciones que reciben el pago no conducen un análisis de riesgos en los pagos entrantes, pueden ser sujetas a acusaciones de permitir el lavado de dinero y a la posible responsabilidad de reembolsar a las víctimas de estafa. ​ ​ ​
  • Priorizar los casos – La mayoría de los pagos son legítimos, y los clientes que no han sido estafados pueden molestarse si sus pagos se retienen o detienen o si tienen que confirmar repetidamente las transacciones legítimas. En los casos en que se identifique una posible estafa, las instituciones financieras deben buscan una manera eficaz de determinar la medida más eficaz en cada caso.
  • Tomar medidas eficaces – Detectar una estafa no la detiene. Las instituciones financieras necesitan considerar las medidas que tomarán y cómo gestionarán la interacción con sus clientes en relación con el pago. Las alertas genéricas son ubicuas y pueden descartarse automáticamente. Si la detección de estafas se integra en las comunicaciones del cliente para enviar mensajes personalizados a los clientes a través de múltiples canales, se crea un momento “detente y piensa” que es mucho más eficaz que sólo presentar la misma a alerta a todos los clientes cada vez que intenten realizar un pago. ​ ​

Conclusión

Los países latinoamericanos están adoptando tecnología nueva y, en años recientes, el enfoque se ha colocado en aprovechar lo más posible las oportunidades que ofrece. Conforme empecemos a ver el lado oscuro de una economía más rápida y mucho más abierta, se pondrá énfasis en los controles que las personas, las instituciones financieras y los reguladores pueden ejercer para que los pagos digitales no sólo sean innovadores, sino también seguros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *