vie. Abr 19th, 2024

Cultura Circular: Las lecciones de Coldplay en términos de sostenibilidad

México, CDMX, a 14 de agosto de 2023. La economía circular a nivel global podría satisfacer las necesidades de la humanidad utilizando sólo el 70%** de los materiales que se consumen actualmente, y la industria de los festivales culturales tiene un potencial único para impulsar tanto la cultura como la economía circular, convirtiéndose en una poderosa fuerza para el cambio positivo. Algo que se lee simple pero que implica el reto de unir todas las variables que lo componen con un mismo fin.

Por un lado, los festivales no son solo plataformas para la expresión cultural y el entretenimiento; también pueden ser vehículos para promover prácticas sostenibles, concienciar sobre cuestiones medioambientales y fomentar el sentido de la responsabilidad desde los organizadores y artistas participantes en el evento, hasta los asistentes, además de ser una importante palanca económica para la sociedad.

De acuerdo con el INEGI, en noviembre del 2022, las actividades económicas relacionadas con la cultura y el arte en México, aportaron 3% al PIB nacional, impactando positivamente múltiples industrias (turismo, hospitalidad, etc).

Visto desde la perspectiva de la economía circular, que examina toda la cadena de valor de consumo y producción, tratando de aliviar las presiones sobre la Tierra en su conjunto, este concepto se encuentra en el corazón de la industria de los festivales, un paradigma que sus defensores amparan como vía para provocar cambios de hábitos, crear ciclos de producción sostenibles que reduzcan el uso de recursos, los residuos y el daño ecológico.

El ejemplo claro y muy reciente, es el de Coldplay, la reconocida banda británica, que ha puesto el ejemplo del potencial de los iconos culturales para contribuir a la economía circular. A través de iniciativas y de su primer informe de sostenibilidad validado por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), el grupo musical logró una reducción del 47% de las emisiones directas de CO2 durante su gira mundial “Music Of The Spheres”, en comparación con su gira de 2016-2017.

El compromiso con la sostenibilidad trasciende su música: Se plantaron 5 millones de árboles, se promovió la limpieza de los océanos y la reducción de residuos, además de generar energía renovable a través de instalaciones solares, pistas de baile kinéticasybicicletas eléctricas, y ya como cereza del pastel, 66% de los residuos de la gira se desviaron de los vertederos. Estas acciones no sólo demuestran la determinación de la banda, sino también, ponen de manifiesto cómo la industria de los festivales puede impulsar un cambio positivo y alinearse con los principios de la economía circular, además de promover mejores prácticas en la industria y en la sociedad.

Sin embargo, y de acuerdo con un reciente informe de Circle Economy,  el estado actual de la economía circular mundial es preocupante, ya que destaca la tendencia donde la tasa de circularidad cae del 9 % en 2018 al 7 %. Así que lejos de avanzar en esta línea, la humanidad sigue caminando en el sentido opuesto.

Alineado con su propósito y el objetivo de contrarrestar esta tendencia, el British Council, consciente del poder que tiene la industria de los festivales para impulsar mejores prácticas de economía circular, desde el 2021 lanza anualmente la convocatoria de un fondo económico en países de Latinoamérica como México, Argentina, Colombia, Brazil, Venezuela, etc, que estimula el intercambio cultural y las prácticas sostenibles en eventos y festivales de gran impacto, lo que destaca el compromiso del Reino Unido con la cultura de la sostenibilidad.

En conclusión, el sector de los festivales se encuentra en la intersección de la cultura y la sostenibilidad, y sí logramos capitalizar esta convergencia tendrá beneficios tanto para la cultura y como para la sostenibilidad de nuestro planeta.

Aprovechando su influencia, los festivales pueden impulsar la toma de conciencia cultural, promover prácticas sostenibles y fomentar los principios de la economía circular. Los encuentros y festivales culturales atraen a públicos diversos, y tienen una oportunidad única de contribuir sustancialmente a los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático y crear un futuro más sostenible para todos.

Para aquellos interesados en acceder al  fondo del British Council, tienen hasta el 20 de agosto para postular su festival cultural. Favor de dar CLIKC AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *