jue. Feb 29th, 2024

Día Internacional de la Comida Picante, el gran homenajeado: el chile (16 de enero)

En el fascinante mundo de la gastronomía, el chile emerge como un protagonista indiscutible que despierta los sentidos y desafía los paladares. Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Comida Picante este 16 de enero, es oportuno sumergirse en la rica historia, variedades y propiedades de este ingrediente vibrante y versátil que ha conquistado cocinas de todo el mundo. El chile ha sido fundamental en la dieta mexicana desde la Época Prehispánica, destacando por su alto valor nutricional y delicioso sabor. A pesar de la generalización, cada chile es único en aspectos físicos y gustativos, impactando en la preparación de diversos platillos. Su historia se remonta a la caza-recolección nómada, donde su capacidad para retardar la descomposición de alimentos fue crucial.

Con la transición al sedentarismo agrícola, el chile se convirtió en un elemento esencial en la alimentación. Considerado una planta del Nuevo Mundo, su presencia en otros continentes inició con el descubrimiento de América por Cristóbal Colón, marcando un cambio en la historia culinaria mundial. Durante la Época Prehispánica, el chile tenía usos medicinales, y los aztecas lo empleaban para sazonar platillos, especialmente salsas, según Bernal Díaz del Castillo.

La llegada de los españoles propició una mezcla alimentaria entre dos culturas, incorporando productos europeos y chiles en los mercados locales. La producción de chile enfrentó desafíos durante la Colonia, especialmente con “La Gran Hambre”, causada por variaciones climáticas en 1784 y 1785 que afectaron su crecimiento debido a la necesidad de agua y la vulnerabilidad a bajas temperaturas.

VARIEDADES Y TIPOS

Se calcula que existen entre dos mil y tres mil tipos de chiles en el mundo por lo que es muy fácil llegar a confundirlos razón por la cual no debemos tratar de clasificarlos únicamente por su forma, tipo, color o picor; existen muchos aspectos más a considerar para llegar a una clasificación certera y exacta.

Especialistas en la evolución del chile han llegado a la decisión de clasificarlos en cinco especies domesticadas y 22 espontáneas o silvestres.

Especies domesticadas:

  1. Capsicum annuum var. annuum: todos los tipos cultivados en México actualmente.
  2. Capsicum baccatum var. pendulum: chiles sudamericanos del grupo de los ajíes.
  3. Capsicum chinense: habanero y tipos parecidos.
  4. Capsicum frutescens: de tipo tabasco.
  5. Capsicum pubescens: especie andina que incluye a los chiles manzano.

De acuerdo con datos de 2020, las tres principales naciones productoras de chile en el mundo son: China Continental con 16,650,855 toneladas (46.1 %), México con 2,818,443 toneladas (7.8 %) e Indonesia con 2,772,594 toneladas (7.7 %). En conjunto representaron el 61.5 % de la producción internacional.

Además, estos tres países fueron los de mayor superficie cosechada: China Continental con 35.5 % (734,961 hectáreas), Indonesia, 15.2 % (314,772 hectáreas) y México, 7.6 % (157,911 hectáreas) del total global, teniendo en conjunto el 58.3 % de la superficie mundial de este cultivo.

Variedad de chiles que México produce:

Nombre en estado frescoNombre en estado seco Nombre en estado frescoNombre en estado seco
MirasolGuajillo ChilacaPasilla
PiquínPiquín GüeroChilhuacle
JalapeñoChipotle Pimiento MorrónPimentón
SerranoSerrano HabaneroHabanero
PoblanoAncho ManzanoManzano
Chile de árbolChile de árbol   

USOS Y APLICACIONES

El chile tiene diversos usos y aplicaciones, destacando su papel en la gastronomía como condimento, donde la capsaicina mejora la circulación sanguínea y reduce el riesgo de coágulos y endurecimiento de arterias. Además, productos con extracto de chile se emplean para aliviar dolores musculares debido a las propiedades desinflamatorias de la capsaicina.

El chile aporta vitaminas A y C, estimula el apetito, aumenta la secreción salival y tonifica el jugo gástrico. Su alto contenido vitamínico contribuye a prevenir problemas visuales, de mucosas, encías y dientes. También se utiliza en champús para estimular el crecimiento del cabello.

En el ámbito religioso, el chile se empleaba en ceremonias para pedir buenas cosechas y decoraba ofrendas con colores fuertes. En la antigüedad, se utilizaba como castigo, exponiendo a las personas al humo del chile chipotle asado, especialmente a la cara y los ojos. Mientras que en la Época Colonial, el chile se entregaba como tributo a las autoridades.

ACTUALIDAD

Se puede clasificar el chile en nacionales y regionales. Los nacionales son distribuidos a lo largo del país mediante centrales de abasto, mientras que los regionales se consumen principalmente en sus lugares de producción. Ejemplos de chiles nacionales incluyen el ancho, cascabel, chipotle, de árbol, guajillo, habanero, jalapeño, manzano, morita, mulato, pasilla, pimentón, poblano, puya y serrano.

En la Central de Abasto, el chile es uno de los diez productos hortofrutícolas más importantes, con mayor demanda para el jalapeño, serrano y poblano. El 30 % del chile se distribuye a plazas en otros estados. Cabe destacar que los chiles secos tienen una comercialización más sencilla debido a su durabilidad, mientras que los frescos, al carecer de esta ventaja, tienden a tener precios más altos.

Si quieres conocer más sobre este u otros temas relacionados con nuestra gastronomía, puedes visitar la Fundación Herdez. Su sede en San Luis Potosí Casa “Doña María Pons” cuenta con un Huerto Educativo, así como una biblioteca especializada en gastronomía regional y horticultura. También puedes conocer sus instalaciones en el Centro Histórico de la Ciudad de México y consultar la Biblioteca de la Gastronomía Mexicana.

Redes sociales:

●        Facebook: @FundacionHerdezAC

●        Instagram: @fundacion.herdezac

●        Twitter: @HerdezFundacion

●        YouTube: Fundación HERDEZ

●        LinkedIn: Fundación HERDEZ

●        TikTok:  @fundacionherdez

●        Facebook:  Casa Doña María Pons

●        Instagram:  casa_donamariapons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *