mar. Abr 16th, 2024

SSUCv3H4sIAAAAAAAACpyRz27DIAzG75P2DhHnRmr+rEv2KtUOjuM2qBQqIJ2mqu8+A6HivBv+2f7szzze36pKTOAkiq/qESKOpVKr8xa8NJrxfrdxS3omW5K77Q77EtAsvbESVAkn8LhouBJDvSoV8DMmhfPgV0cuTN8QgqczayT4kkgrHlNc5URMcgenhNgVzK1TZBkl8X91psd3dgNn0vgbFy6MWFIEycgxlYrLjyd7La3BOktTuLobBBUKukLpZiVKfS7ajF/i2XMbmlV7G1Z4bS6UMTeYVDjxiTUp8wWc4/I582IQ8iebazFHGx8NbKpi5p8IYdO1n03fNx/D2B4OHHVbQfq9RbJOXCcLcYwXOZfWZdhA0DidgHqou6mBum9xrAGIahzGoR0QYQ8dH/75BwAA//8DAK/iGHqYAgAA

Esports y música, ¿el próximo dúo ganador?

Todos conocen el dicho “en gustos se rompen géneros” o “para gustos los colores” que aplican perfectamente en nuestros dos protagonistas: los esports y la música. En la actualidad estos elementos, lejos de ser dos mundos separados, se han ido encontrado en una armonía única que ha logrado cautivar tanto a jugadores como a melómanos por igual.

Desde los himnos de equipos hasta los conciertos en eventos de competencias electrónicas, México ha sido testigo de cómo esta conexión ha enriquecido la experiencia de los aficionados, llevando el entretenimiento a nuevos niveles.

Sin embargo, ¿qué ventajas trae escuchar música en este ámbito? Nos dimos a la tarea de entrevistar a algunos de los jugadores de la Liga Regional Norte que organiza la LVP y podemos destacar los siguiente:

  1. Concentración y enfoque: ya que la música adecuada puede ayudar a los jugadores a bloquear distracciones externas. Al escuchar su género favorito o canciones que los relajen, pueden mantener su mente en el juego y evitar perderse en otros pensamientos.
  2. Reducción del estrés: debido a que las competiciones pueden ser estresantes, especialmente en eventos importantes, la música puede actuar como una herramienta para reducir la ansiedad y la presión, lo que genera calma y promueve el tomar decisiones más acertadas.

En ese sentido, Iván García Rivera mejor conocido como “Skyy”, midlaner dentro de Peek Gaming, coincide y señala que “…la música ayuda a relajarte cuando estás jugando solo y a que te estreses menos”, mientras que el jugadorMiguel Ángel Escobar Blair afirma “… me ayuda a concentrarme mejor en las fases de línea y a veces a calmarme en momentos de tensión”.

  1. Motivación y energía: determinados géneros musicales aumentan el nivel de energía y motivación de los gamers. Estos ritmos pueden inspirar una sensación de determinación y empoderamiento, lo que mejora el rendimiento durante las partidas. Del mismo modo, al elegir canciones que los hagan sentir positivos y emocionalmente equilibrados, los jugadores pueden estar en un estado mental más favorable para enfrentar los desafíos de la competencia. Al respecto, Lucas Antonio “Froststrike” Espíndola Valverde, jugador de Peek Gaming concuerda en que “…la música hypea mucho a la hora de jugar, hay un montón de players que no pueden jugar sin música (…) es clave para los gamers ya que te motiva demasiado a la hora de participar”.

Pese a lo anterior, también existen desventajas al respecto como:

  1. Distracción: dependiendo del tipo de música y el volumen, los participantes pueden distraerse fácilmente durante las partidas. Lo más importante, las canciones pueden interferir con la comunicación del equipo, el seguimiento de los sonidos del juego o la atención a detalles importantes.
  2. Pérdida de conciencia del entorno: los players pueden aislarse del entorno que los rodea, lo que podría hacer que se pierdan información importante de la competición o de las instrucciones del equipo.
  3. Influencia en el estado de ánimo: así como la música puede elevar nuestra energía, también tiene la capacidad de “bajonearnos” o quizá relajarnos de más, esto podría afectar el rendimiento y la capacidad para mantenerse concentrados y competitivos.

Sin duda, esta fusión entre esports y música depende de cada persona. Cada jugador debe experimentar y encontrar el género que mejor se adapte a su estilo de juego y preferencias personales para aprovechar al máximo los beneficios que ésta puede ofrecer. Del mismo modo, es esencial que sean conscientes de las desventajas y equilibren cuidadosamente ambos aspectos. 

Algunos jugadores pueden encontrar útil escuchar música antes o después de las partidas para relajarse o concentrarse, pero es importante tomar decisiones informadas y ajustar la música según el contexto y las reglas del torneo para evitar cualquier situación que pueda afectar el rendimiento competitivo.

Por parte de los aficionados, no cabe duda de que actualmente la música se ha vuelto un componente esencial para crear la atmósfera épica que merecen estas competencias. La unión de la emoción de las batallas en pantalla con la energía de la música en vivo provoca una simbiosis única, que se traduce en una experiencia inolvidable para los asistentes. Cabe destacar que artistas reconocidos han participado en torneos, ofreciendo conciertos en vivo y amenizando las finales con su talento musical.

Héctor Alejandro “Tyr” Godínez, soporte dentro de Peek Gaming de League of Legends, señala que “…hay gente que no le gusta jugar o ver competencias, pero gracias a la música se han adentrado a este mundo”.

Por su parte, Santiago “Orion” García, midlaner del equipo Osaka, comenta que “…es una buena idea que los sellos independientes apoyen o se adentren en el mundo de los esports. Eso sí, haciendo sonidos que correspondan al juego”. Y destaca que “…el pop y rock son los mejores para las competiciones electrónicas, ya que generalmente suelen ser géneros comerciales, y pueden atraer más la atención de gente que no sigue los juegos”. Mientras que Camilo Andres “Zeth” Murcia, head coach para Waia Snikt menciona con respecto a los géneros que “…todos pueden ser adecuados para los esports, depende más de la persona”. 

En conclusión, a medida que la industria de los esports siga creciendo, es seguro que esta sinfonía digital seguirá cautivando corazones y oídos de todos los fanáticos de las competencias electrónicas, así que ¡que suene la música y comience la partida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *