dom. Abr 14th, 2024

Grupo Bryndis armó una fiesta de 40 años en el metrópolitan

Bryndis regresó a la Ciudad de México con un espectáculo que dejó una marca imborrable en el corazón de los asistentes.

Que recuerdos está noche de Grupo Bryndis, una trayectoria que marco todo una generación, cada camino, cada estado, cada municipio y cada país.

El Teatro Metropolitan fue el testigo privilegiado de una noche cargada de emoción y nostalgia, donde el fervor del público fue el combustible que alimentó la magia de cada interpretación.

La nostalgia de los asistentes que realizaron una buena entrada en el metrópolitan para presenciar una mágica noche.

Con motivo de su 40º aniversario, Bryndis ofreció un recital que no dejó espacio para reproches. Desde el inicio, con temas emblemáticos como “Pero tú no estás” y “Doy la vida por un beso”, la audiencia fue transportada a través de un viaje musical que abarcó décadas de éxitos.

La colaboración con la Sonora Altepexana en “Te vas con él” elevó la temperatura y marcó el inicio de una serie de participaciones especiales que añadieron un toque distintivo a la velada. “La chica del este”, interpretada junto a Muelas de Gallo de la Banda Bastón, dejó una marca especial en el sonido de la canción, destacando la versatilidad de Bryndis para fusionar estilos y emociones.

El encuentro con la Orquesta de Pérez Prado en “La gata bajo la lluvia” y la cautivadora colaboración con Saya en “Quizás sí, quizás no” demostraron la capacidad de Bryndis para reinventarse sin perder la esencia que los ha convertido en leyendas. “La última canción” y “Te he prometido” fueron himnos coreados con pasión, uniendo a generaciones en una sola voz.

La mágica conjunción con los Dandys de Armando Navarro en “Te he prometido” demostró que la música es un lenguaje universal que trasciende fronteras y décadas. Los clásicos “Otro ocupa mi lugar” y “La Guaracha Sabrosona”, con la brillante participación de Alberto Pedraza, brindaron el toque final a una noche inolvidable.

El encore fue la culminación perfecta, una respuesta al clamor de un público que ansiaba prolongar la experiencia. Bryndis demostró una vez más por qué es un referente indiscutible en la música romántica, llevando a su audiencia al límite de la emoción.

Este concierto fue un viaje en el tiempo, un encuentro entre el ayer y el hoy que permitió a los asistentes revivir los momentos más memorables de una trayectoria monumental de cuatro décadas. Bryndis logró conectar de manera única con su público, recordándonos por qué se han convertido en una institución musical no solo en México, sino en todo el mundo. Originarios de San Luis Potosí, pero con un arraigo profundo en Estados Unidos, Bryndis ha trascendido fronteras para convertirse en un símbolo del amor y la pasión en la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *