sáb. Mar 2nd, 2024

La Sirloinería, el lugar predilecto para los cerveceros de corazón.

La Sirloinería es un lugar acogedor y casual, diseñado para deleitar a los apasionados de la cocina urbana, especialmente para aquellos cuyos paladares se han convertido en expertos catadores de tacos y cerveza artesanal, la alquimia líquida de sabores complejos y preparación mágica. 

Desde el momento en que el comensal entra al establecimiento, el agradable aroma a malta y lúpulo lo envuelve, prometiendo una experiencia única. La Sirloinería cuenta con 15 estilos diferentes de chelas, que maridan perfectamente con cada opción del menú. 

El A, B, C de la cerveza en La Sirlionería

Para la elaboración de su cerveza, en la Sirloinería se basan en primer lugar en la limpieza y la desinfección extrema de sus instrumentos y todo su equipo; el uso de cubrebocas durante la adición de sembrar la levadura para fermentar, así como en la estandarización en la elaboración de sus recetas y la alta calidad en sus insumos, para que el resultado sea un viaje sensorial en cada sorbo. 

Para el diseño de cada receta, el maestro cervecero se basa en las maltas que se tienen que cocinar y los lúpulos que se tienen que adicionar, además de los ingredientes extra que le darán el sabor exclusivo que se está buscando y que será el sello de cada una. 

Después se muele la malta, que sirve para que el agua tenga contacto con el grano y de esa manera se puedan extraer los azúcares, es decir, el macerado; el resultado de este proceso es el mosto, del cual la levadura se “come” los azúcares y los convierte en alcohol. Durante la cocción se agregan lúpulo y aditivos, dependiendo del estilo a elaborar.

El lúpulo aporta el amargor característico de la cerveza, el cual balancea el dulzor del malteado y ayuda a contrarrestar el sabor predominante de los azúcares fermentables.

Además del amargor, el lúpulo también tiene que ver con los perfiles de aroma y sabor de la cerveza. Durante la cocción, los aceites esenciales y los compuestos volátiles del lúpulo se liberan y añaden una amplia gama de aromas y sabores, que pueden ser cítricos, florales, herbales o especiados, entre otros.

Para la elaboración de la cerveza se puede utilizar cualquier grano malteado, que se selecciona dependiendo del estilo que se quiera conseguir, aunque la más común es la malta de cebada, también existen las caramelizadas, tostadas y especiales. 

La elaboración de la cerveza puede tardar desde un mes, si se trata del tipo Ale, o hasta 3 meses en el caso de la Lager.

Sirloinería es un lugar casual donde todos son bienvenidos: las familias que tienen antojo algo de rico así como de los amigos que salen de fiesta y desean saciar su hambre después de una noche animada.

 En la Sirloineiría  la cerveza y el sirloin son los protagonistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *