lun. May 20th, 2024

Portrait of beautiful mother with her daughters looking at camera at home.

¡Mamá aligérate y encuentra el equilibrio! Aquí te decimos el secreto/ Contenido ICF

Como mamá y profesional, es bastante difícil encontrar el equilibrio entre la maternidad, el trabajo, tu pareja, la vida diaria en el hogar y tu espacio personal. A menudo, las madres se encuentran corriendo de un lado a otro, tratando de hacer malabares con todas sus responsabilidades y compromisos. Pero ¿es realmente posible lograr una estabilidad que les permita disfrutar de esos momentos importantes sin sentirse  abrumadas?

Geovana Ortega, coach profesional, mamá y presidenta de la Federación Internacional del Coaching Capítulo Mëxico (ICF, por sus siglas en inglés), considera que sí es posible y nos comparte algunos consejos que como mamá y trabajadora te ayudarán a encontrar ese balance, desarrollar habilidades que tienes y que quizás no has descubierto aún y sentirte más relajada y feliz en tu vida diaria.

Estos son 5 consejos para madres y profesionales de tiempo completo para lograr el equilibrio en su vida:

1. Planifica: El primer paso para lograr el equilibrio es planificar tu agenda. Dedica tiempo a organizar tus actividades y deja espacio para eventos imprevistos. Sé paciente contigo misma cuando las cosas no salgan como esperabas. Recuerda que no todo siempre saldrá según lo planeado, y está bien hacer ajustes cuando sea necesario.

2. Haz una pausa: Tómate un momento para detenerte, respirar profundamente, relajarte, evaluar cómo te estás sintiendo y recargar energías. Genera un espacio para la reflexión que te permita aprender de tus experiencia, sobre lo que has aprendido y cómo puedes aplicarlo en tu vida diaria para mejorar tu bienestar y equilibrio.

3. Pon en práctica lo aprendido: Una vez que hayas reflexionado sobre tus experiencias, es importante poner en práctica lo que has aprendido. Integra nuevas estrategias y hábitos en tu rutina diaria para mejorar tu equilibrio y bienestar. No tengas miedo de probar cosas nuevas y experimentar con diferentes enfoques hasta encontrar lo que funcione mejor para ti.

4. Espacio para ti: Cuidarte es fundamental, dedica tiempo cada semana para ti misma, sin distracciones ni preocupaciones. Ya sea que tengas cinco minutos o dos horas, busca actividades que te traigan alegría y te permitan recargar energías. Ya sea leer un libro, tomar un baño relajante, tomar alguna clase,  o dar un paseo por el parque, encuentra tiempo para hacer lo que te hace feliz y te revitaliza.

5. Comparte y busca apoyo: No tengas miedo de compartir tus desafíos y buscar apoyo en redes de coaching profesionales y tribus de mamás. Compartir tus experiencias y buscar refuerzos en otras personas que están pasando por situaciones similares puede ser increíblemente útil y edificante. Delega responsabilidades cuando sea necesario y recuerda que no estás sola en este viaje.

Realizar este proceso te ayudará a mantener el enfoque en tu bienestar y a seguir creciendo y aprendiendo como madre y profesional.

En la actualidad, cada vez más mujeres son madres y profesionales de tiempo completo, lo que implica tener una muy buena organización y habilidades para no tener más estrés del que probablemente ya tienen. Así es posible también tener un poco más de estructura sobre los tiempos y las  prioridades.

“Deberíamos perseguir nuestros sueños y no disculparnos por ello, pero da miedo. Quieras trabajar o no, tienes que hacer aquello que te haga una persona más plena. Tienes que amarte a ti misma”, dijo Catherine Reitman creadora de la serie Workin’ moms (Mamás trabajadoras) sobre cómo lograr el balance siendo una mamá que trabaja.

La serie que creó y de la que es protagonista es su propia forma de ser. Trata sobre cuatro amigas treintañeras y madres trabajadoras muy diferentes entre sí que  intentan equilibrar sus trabajos, sus vidas familiares y sus vidas amorosas viviendo en Toronto, Canadá. Si te identificas y las series te funcionan como forma de relajación, esta en particular tiene una mirada que te hará reír sobre cómo has superado muchos retos cotidianos como mamá trabajadora.

La coach y mamá Geovana Ortega finaliza con esta recomendación: “Recuerda que encontrar el equilibrio no se trata de ser perfecta, sino de ser consciente de tus necesidades y buscar formas de cuidarte a ti misma mientras te ocupas de tus responsabilidades como madre, profesional y pareja. Con el apoyo adecuado y un enfoque positivo, puedes lograr un equilibrio que te permita disfrutar plenamente de tu vida y de todas las facetas que la componen. ¡Tú puedes hacerlo mamá!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *