Placebo: rock sin celulares y con grandes momentos

Por: Karen Campos

Cuántas veces hemos ido a conciertos en los que cada sección de los recintos se ve inundado por pantallas grabando lo que se tiene enfrente. Ya el año pasado Coldplay solicitó que, por una canción, la gente guardara sus celulares y disfrutara del momento, y en esta ocasión Placebo pidió a sus fans no grabar pues “es un momento que no se va a repetir… respeto y amor”.

Y por fortuna, la petición de Brian Molko y Stefan Olsdal fue escuchada por la gran mayoría del público, pues notamos con alegría que la gente guardó sus dispositivos móviles, y en lugar de ver manos alzadas con pantallas, estas solo se elevaron al aire para celebrar las interpretaciones de “Never Let Me Go”, la nueva producción de Placebo.

Así que desde el inicio con “Forever Chemicals”, “Beautiful James”, “Scene of the Crime” y “Hugz” el público se dedicó a corear, saltar y celebrar el regreso de Placebo a México, pues fue en 2017 la última vez que los tuvimos en Tierras Aztecas.

“Vean a toda la gente esta noche. Gracias, bienvenidos a todos. Mi nombre es Brian y el nombre de mi banda de rock es Placebo. Es una noche muy especial para nosotros y queremos que sea lo mismo para ustedes”, pronunció Molko en un español que ha perfeccionado con los años, para después interpretar “Happy Birthday in the Sky”, tema que dedicó a su hermano.

Y si bien, el público estaba animado desde el inicio, fue con “Bionic”, tema de su álbum debut, con el que la euforia se desató, y sí, algunos grabaron solo algunos minutos de la presentación que continuó con “Twin Demons”.

Brian Molko ya nos había adelantado que la noche era especial, pero fue hasta que una pequeña falla técnica con el piano obligó a Molko a revelar que el concierto de esa noche estaba siendo filmado, noticia que encendió el ánimo de los seguidores, pues quienes estaban en la sección general buscaron colarse más al frente.

El “problemita” tardó más de lo esperado en arreglarse, pues como dijo Brian, así son los conciertos en vivo, en los que suceden cosas inesperadas, por lo que el grupo abandonó el escenario para arreglar el desperfecto. En tanto, la gente no dejó que el ánimo decayera y comenzaron a prender las linternas de sus celulares y hacer la tradicional ola en gradas.

Para no hacer esperar más, Placebo regresó al escenario con un combo de éxitos que hicieron volar la cerveza con “For What It’s Worth”, “The Bitter End” e “Infra red”, y solo por un instante se olvidó un poco la petición de no grabar, pues valía la pena subir unos segundos el celular para capturar un poco de “Song to Say Goodbye” y “Slave to the Wage”.

Aunque el piano fue el culpable de que el concierto se detuviera por diez minutos, Stefan no se rindió con el instrumento y, finalmente, “Too Many Friends” pudo ser interpretada y celebrada por todo lo alto, porque la gente la coreó y se emocionó con ella.

Luego una pausa más, ahora mucho más corta que la anterior, y la banda regresó para hacer un cover de “Shout” de Tears For Fears, y cerrar con la emblemática “Running Up That Hill” de Kate Bush, y por supuesto que nos vamos a atrever a decir que Placebo tiene el mejor cover de este clásico, no por nada es el tema seleccionado para cerrar sus conciertos desde hace muchos años. Finalmente, Brian y Stefan se dieron un hermoso abrazo sobre el escenario.

¿Qué si faltaron clásicos? ¡Claro que sí!

A la salida escuchamos a varios nombrando los temas que faltaron en este concierto, pero es de destacar que cada que Placebo lanza un álbum nuevo busca darle su lugar, como debe de ser, ya que es importante dar cuenta de la evolución musical del grupo, y al mismo tiempo de sus seguidores.

Últimamente estamos muy acostumbrados a disfrutar de conciertos y festivales con un montón de pantallas grabando —algunos mejor que otros—, pero no hay mejor recuerdo que el que se queda plasmado en la memoria, ese que puedes atraer en pláticas y a veces en sueños, cuando cierras los ojos, la música comienza a sonar en tu cabeza y sientes que de nuevo estás ahí, parado en medio de un montón de fans y con la banda que forma parte del soundtrack de tu vida frente a ti, interpretando esos temas que ya forman parte de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *