jue. Feb 29th, 2024

Solo una de cada cinco organizaciones considera que está preparada para hacer frente a las disrupciones de la cadena de suministro global

 Las empresas prevén aumentar en un 17% las inversiones en la transformación de su cadenade suministro en los próximos tres años 
París, 14 de febrero de 2022 – Una nueva investigación de Capgemini revela que tres cuartas partes de las organizaciones se han visto afectadas por el cierre de instalaciones, las alteraciones en la cadena de suministro, el ausentismo laboral y el trabajo a distancia en los últimos tres años; y que menos del 20% de las organizaciones se sienten preparadas para hacer frente a los impactos de estos cambios. El informe del Instituto de Investigación Capgemini, “Cómo una mayor inteligencia podría optimizar las cadenas de suministro”, analiza cómo las organizaciones de todos los sectores pueden aprovechar la tecnología para crear cadenas de suministro resilientes, sostenibles e inteligentes[1] con el fin de sortear estas disrupciones y adaptarse en tiempo real. La creciente atención prestada a la sostenibilidad, los cambios socioeconómicos mundiales y las cambiantes demandas de los consumidores han provocado que las empresas se enfrenten a importantes alteraciones en sus cadenas de suministro. En este contexto, las principales preocupaciones de los directivos son la reducción de las emisiones de en todos los eslabones de la cadena de suministro (95%) y el aumento de los volúmenes de comercio electrónico (90%). Alrededor del 92% de las organizaciones encuestadas afirmó que la continua reestructuración de la cadena de suministro global les afectará, aunque solo 15% reconoce que están preparadas para afrontarla. Según el informe, invertir ahora en las cadenas de suministro es fundamental para que las organizaciones estén preparadas para satisfacer las demandas futuras. Durante los tres próximos años, las empresas tienen previsto aumentar su inversión en la transformación de la cadena de suministro en un 17% y esperan duplicar sus resultados de negocio en términos de crecimiento, rentabilidad y sostenibilidad. “Para poder crear una red de cadena de suministro preparada para el futuro y capaz de ofrecer los productos y servicios diferenciados que demandan los clientes, es necesario integrar diversos elementos. Los últimos años han resaltado la necesidad de que las empresas construyan cadenas de suministro ágiles y resilientes, no solo para hacer frente a las disrupciones, sino también para ayudarles a mantenerse a la vanguardia, especialmente desde una perspectiva de sostenibilidad”, explica Mayank Sharma, Responsable Global de Cadena de Suministro en Capgemini. “Obviamente, no existe una solución única para todos los casos, pero las organizaciones que construyan las bases de una cadena de suministro impulsada por los datos, habilitada por la tecnología, escalable y sostenible son las que obtendrán los mayores beneficios en cuanto a la mejora de la lealtad de los clientes, la creación de más valor comercial y el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad”. Además, el informe destaca la necesidad de que las organizaciones diseñen redes resilientes y conectadas con una planificación integrada basada en datos. Por ello, sugiere que la tecnología será un factor clave en este sentido, ya que le ofrecerá acceso a información en tiempo real que, a su vez, podrá mejorar la capacidad de predecir el cambio y ayudarles a planificar posibles escenarios futuros. Las compañías expertas en la cadena de suministro, es decir, aquellas que han demostrado la capacidad de gestionar satisfactoriamente las múltiples demandas de su cadena de suministro, ya están obteniendo beneficios de negocio. Según el estudio, un reducido grupo de encuestados (9.5%) registró un aumento del 15% en sus ingresos, una reducción del 17% en las emisiones de CO2 y un aumento de 1.8 puntos porcentuales en su participación de mercado en comparación con otras empresas. Centrarse en la sostenibilidad es fundamentalLas cadenas de suministro representan actualmente más del 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero de una organización.[2] Las empresas están modificando cada vez más sus estrategias de negocio para dar prioridad a la sostenibilidad, y muchas de ellas se han fijado objetivos prioritarios para mejorar el impacto ambiental global de sus productos y servicios. Existe una clara necesidad de que las cadenas de suministro estén en el centro de estas iniciativas de sostenibilidad. La gran mayoría de las organizaciones encuestadas (95%) reconoce la necesidad de reducir las emisiones de CO2 en toda la cadena de suministro, pero solo 13% se siente preparada para afrontar estos cambios. Actualmente, la reducción de las emisiones de Alcance 1[3], encabeza las iniciativas de sostenibilidad (38%), frente a las emisiones de alcance 2 y 3, que representan 22% y 27%, respectivamente. El informe también sugiere que se deben adoptar prácticas sostenibles en toda la cadena de valor, con métricas transparentes para medir los resultados y sistemas de monitoreo en tiempo real. Invertir en iniciativas de capacitación y educación de los proveedores ayudará a empoderar a los grupos de interés para que tengan un impacto real y permitan a las organizaciones alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. El estudio revela que solo una de cada cuatro empresas ha comenzado a escalar las iniciativas de sostenibilidad en sus cadenas de suministro, lo que pone de manifiesto su interés por mejorar. Adoptar la automatización y la tecnología para una gestión sólidaEl informe sugiere que, a medida que las organizaciones vayan incrementando sus inversiones en la transformación de la cadena de suministro, habrá que prestar especial atención a la gestión del cambio y a la mejora de las competencias de todas las partes interesadas. También será importante mejorar la colaboración con los actores del ecosistema (clientes, proveedores, homólogos), así como invertir en automatización y robotización para mejorar la eficiencia operativa y redistribuir los recursos (tales como las interacciones con los clientes, el análisis, la planificación dinámica y la toma de decisiones). La creación de una arquitectura componible, integrada y centrada en el cliente permitirá a las organizaciones responder con rapidez y mitigar los riesgos de suministro o cumplimiento. Esto incluye una estructura troncal transaccional y las mejores soluciones del sector para la ejecución, así como plataformas de colaboración e intercambio de datos que eliminan los silos y permiten una gestión integral de la cadena de suministro. La integración de los sistemas de gestión de la cadena de suministro existentes, que de otro modo estarían aislados, permitirá a las organizaciones recopilar, analizar y reaccionar ante el enorme volumen de datos internos y externos que produce una red. Según el estudio, los expertos en cadenas de suministro se diferencian de los demás por la rapidez y precisión con que llevan a cabo este proceso de recopilación, análisis y respuesta a partir de los datos. Los que adoptan un enfoque centralizado de “torre de control”, en el que los datos se cotejan en un cuadro de mandos cohesionado y conectado, ayudarán a eliminar los silos dentro de la red de la cadena de suministro para proporcionar una visibilidad de extremo a extremo que permita una gestión armonizada. Para leer el informe completo da clic aquí. MetodologíaEn el estudio se encuestó a grandes organizaciones de 13 países, pertenecientes a sectores como productos de consumo y comercio minorista, manufactura y ciencias de la vida. Como parte de la investigación, se encuestó a 1,000 ejecutivos de la cadena de suministro, que trabajan en diversas áreas de estrategia corporativa, demanda y suministro, atención al cliente, finanzas y contraloría, sostenibilidad, ingeniería y diseño, entre otras. Para ofrecer una visión holística, se encuestó a varias organizaciones, con ingresos anuales que oscilan entre los USD 1 mil millones y los USD 50 mil millones. También se realizaron 10 entrevistas en profundidad a expertos de grandes organizaciones que intervienen en la cadena de suministro.  
Solo una de cada cinco organizaciones considera que está preparada para hacer frente a las disrupciones de la cadena de suministro global Las empresas prevén aumentar en un 17% las inversiones en la transformación de su cadenade suministro en los próximos tres años 
París, 14 de febrero de 2022 – Una nueva investigación de Capgemini revela que tres cuartas partes de las organizaciones se han visto afectadas por el cierre de instalaciones, las alteraciones en la cadena de suministro, el ausentismo laboral y el trabajo a distancia en los últimos tres años; y que menos del 20% de las organizaciones se sienten preparadas para hacer frente a los impactos de estos cambios. El informe del Instituto de Investigación Capgemini, “Cómo una mayor inteligencia podría optimizar las cadenas de suministro”, analiza cómo las organizaciones de todos los sectores pueden aprovechar la tecnología para crear cadenas de suministro resilientes, sostenibles e inteligentes[1] con el fin de sortear estas disrupciones y adaptarse en tiempo real. La creciente atención prestada a la sostenibilidad, los cambios socioeconómicos mundiales y las cambiantes demandas de los consumidores han provocado que las empresas se enfrenten a importantes alteraciones en sus cadenas de suministro. En este contexto, las principales preocupaciones de los directivos son la reducción de las emisiones de en todos los eslabones de la cadena de suministro (95%) y el aumento de los volúmenes de comercio electrónico (90%). Alrededor del 92% de las organizaciones encuestadas afirmó que la continua reestructuración de la cadena de suministro global les afectará, aunque solo 15% reconoce que están preparadas para afrontarla. Según el informe, invertir ahora en las cadenas de suministro es fundamental para que las organizaciones estén preparadas para satisfacer las demandas futuras. Durante los tres próximos años, las empresas tienen previsto aumentar su inversión en la transformación de la cadena de suministro en un 17% y esperan duplicar sus resultados de negocio en términos de crecimiento, rentabilidad y sostenibilidad. “Para poder crear una red de cadena de suministro preparada para el futuro y capaz de ofrecer los productos y servicios diferenciados que demandan los clientes, es necesario integrar diversos elementos. Los últimos años han resaltado la necesidad de que las empresas construyan cadenas de suministro ágiles y resilientes, no solo para hacer frente a las disrupciones, sino también para ayudarles a mantenerse a la vanguardia, especialmente desde una perspectiva de sostenibilidad”, explica Mayank Sharma, Responsable Global de Cadena de Suministro en Capgemini. “Obviamente, no existe una solución única para todos los casos, pero las organizaciones que construyan las bases de una cadena de suministro impulsada por los datos, habilitada por la tecnología, escalable y sostenible son las que obtendrán los mayores beneficios en cuanto a la mejora de la lealtad de los clientes, la creación de más valor comercial y el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad”. Además, el informe destaca la necesidad de que las organizaciones diseñen redes resilientes y conectadas con una planificación integrada basada en datos. Por ello, sugiere que la tecnología será un factor clave en este sentido, ya que le ofrecerá acceso a información en tiempo real que, a su vez, podrá mejorar la capacidad de predecir el cambio y ayudarles a planificar posibles escenarios futuros. Las compañías expertas en la cadena de suministro, es decir, aquellas que han demostrado la capacidad de gestionar satisfactoriamente las múltiples demandas de su cadena de suministro, ya están obteniendo beneficios de negocio. Según el estudio, un reducido grupo de encuestados (9.5%) registró un aumento del 15% en sus ingresos, una reducción del 17% en las emisiones de CO2 y un aumento de 1.8 puntos porcentuales en su participación de mercado en comparación con otras empresas. Centrarse en la sostenibilidad es fundamentalLas cadenas de suministro representan actualmente más del 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero de una organización.[2] Las empresas están modificando cada vez más sus estrategias de negocio para dar prioridad a la sostenibilidad, y muchas de ellas se han fijado objetivos prioritarios para mejorar el impacto ambiental global de sus productos y servicios. Existe una clara necesidad de que las cadenas de suministro estén en el centro de estas iniciativas de sostenibilidad. La gran mayoría de las organizaciones encuestadas (95%) reconoce la necesidad de reducir las emisiones de CO2 en toda la cadena de suministro, pero solo 13% se siente preparada para afrontar estos cambios. Actualmente, la reducción de las emisiones de Alcance 1[3], encabeza las iniciativas de sostenibilidad (38%), frente a las emisiones de alcance 2 y 3, que representan 22% y 27%, respectivamente. El informe también sugiere que se deben adoptar prácticas sostenibles en toda la cadena de valor, con métricas transparentes para medir los resultados y sistemas de monitoreo en tiempo real. Invertir en iniciativas de capacitación y educación de los proveedores ayudará a empoderar a los grupos de interés para que tengan un impacto real y permitan a las organizaciones alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. El estudio revela que solo una de cada cuatro empresas ha comenzado a escalar las iniciativas de sostenibilidad en sus cadenas de suministro, lo que pone de manifiesto su interés por mejorar. Adoptar la automatización y la tecnología para una gestión sólidaEl informe sugiere que, a medida que las organizaciones vayan incrementando sus inversiones en la transformación de la cadena de suministro, habrá que prestar especial atención a la gestión del cambio y a la mejora de las competencias de todas las partes interesadas. También será importante mejorar la colaboración con los actores del ecosistema (clientes, proveedores, homólogos), así como invertir en automatización y robotización para mejorar la eficiencia operativa y redistribuir los recursos (tales como las interacciones con los clientes, el análisis, la planificación dinámica y la toma de decisiones). La creación de una arquitectura componible, integrada y centrada en el cliente permitirá a las organizaciones responder con rapidez y mitigar los riesgos de suministro o cumplimiento. Esto incluye una estructura troncal transaccional y las mejores soluciones del sector para la ejecución, así como plataformas de colaboración e intercambio de datos que eliminan los silos y permiten una gestión integral de la cadena de suministro. La integración de los sistemas de gestión de la cadena de suministro existentes, que de otro modo estarían aislados, permitirá a las organizaciones recopilar, analizar y reaccionar ante el enorme volumen de datos internos y externos que produce una red. Según el estudio, los expertos en cadenas de suministro se diferencian de los demás por la rapidez y precisión con que llevan a cabo este proceso de recopilación, análisis y respuesta a partir de los datos. Los que adoptan un enfoque centralizado de “torre de control”, en el que los datos se cotejan en un cuadro de mandos cohesionado y conectado, ayudarán a eliminar los silos dentro de la red de la cadena de suministro para proporcionar una visibilidad de extremo a extremo que permita una gestión armonizada. Para leer el informe completo da clic aquí. MetodologíaEn el estudio se encuestó a grandes organizaciones de 13 países, pertenecientes a sectores como productos de consumo y comercio minorista, manufactura y ciencias de la vida. Como parte de la investigación, se encuestó a 1,000 ejecutivos de la cadena de suministro, que trabajan en diversas áreas de estrategia corporativa, demanda y suministro, atención al cliente, finanzas y contraloría, sostenibilidad, ingeniería y diseño, entre otras. Para ofrecer una visión holística, se encuestó a varias organizaciones, con ingresos anuales que oscilan entre los USD 1 mil millones y los USD 50 mil millones. También se realizaron 10 entrevistas en profundidad a expertos de grandes organizaciones que intervienen en la cadena de suministro.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *