mié. Feb 21st, 2024

Stérimar bebé: el secreto en la salud nasal de los más pequeños

Ciudad de México a 2 de enero de 2024.- La llegada de un bebé es un momento de pura alegría, pero también conlleva la gran responsabilidad de garantizar su bienestar en cada aspecto. En la emocionante aventura de la paternidad, una de las claves para un comienzo saludable es asegurar una buena respiración del bebé.

La Dra. Karen Rodríguez, alergóloga e inmunóloga pediatra, recomienda a los papás el uso de Stérimar bebé como parte fundamental para asegurar una respiración óptima desde los primeros meses de vida.

Durante los dos primeros años, la respiración nasal es esencial para el sueño y la alimentación, ya que ocurre simultáneamente con la succión y deglución. Sin embargo, las fosas nasales de los bebés son más pequeñas, la mucosa nasal tiene pocos vasos sanguíneos y los cilios están poco desarrollados, lo que impide que puedan humidificar o filtrar eficazmente el aire inspirado.

“La nariz actúa como un filtro natural, deteniendo partículas dañinas. Por eso, es crucial ayudar a los bebés a mantener su nariz humectada y funcional, especialmente cuando están congestionados. Con dos presentaciones pediátricas y un sistema de microdifusión suave, Stérimar ofrece una opción segura y efectiva para mantener las fosas nasales limpias y despejadas”, afirmó la especialista.

Integrar una rutina de limpieza nasal diaria desde una edad temprana no solo favorece una función respiratoria adecuada, sino que también optimiza el sueño, la alimentación y propicia un buen desarrollo del habla, por lo cuál, se cuenta con dos versiones para los más pequeños:

Stérimar Bebé: La solución nasal ideal para eliminar el moco, lubricar la nariz y mejorar la permeabilidad de las fosas nasales, proporcionando una respiración más clara y una correcta oxigenación, especialmente durante esta etapa crucial en la formación de anticuerpos.

Stérimar Infantil: Dirigido a niños y bebés a partir de los 3 meses, ofrece alivio en casos de resfriado o congestión nasal severa. Mantener una nariz limpia es valioso para el bienestar en todas las edades, y el lavado nasal proporciona un beneficio claro y directo a la calidad de vida de los pequeños exploradores.

La solución de agua de mar 100% natural ayuda a limpiar la cavidad nasal de partículas adheridas y evita la propagación de infecciones a los senos paranasales. Reduce el goteo retronasal y mantiene la nariz húmeda para que todos podamos disfrutar plenamente de la vida y sus maravillosos olores.

“Una nariz despejada en un bebé no solo es crucial para su bienestar respiratorio, sino que también impacta positivamente en la armonía familiar. La capacidad del bebé para respirar sin obstrucciones influye en su sueño, alimentación y comodidad general. Esta condición no solo alivia la ansiedad de los padres al ver a su bebé congestionado, sino que también contribuye a un ambiente familiar más tranquilo”, finalizó la Dra. Karen Rodríguez. 

Guía Rápida: Síntomas de congestión nasal en bebés

Aquí hay una guía práctica para identificar los síntomas comunes de la congestión nasal:

  • Molestias de garganta: Gestos de incomodidad al tragar.
  • Lagrimeo excesivo: Aumento notable en el lagrimeo.
  • Infecciones recurrentes: Resfriados frecuentes.
  • Dificultades para respirar: Respiración rápida o uso de músculos accesorios.
  • Neumonías: Fiebre, tos intensa y dificultad para respirar.
  • Mala tolerancia al esfuerzo: Cansancio rápido durante actividades normales.
  • Alteraciones del sueño: Dificultad para dormir, despertares frecuentes, mayor somnolencia diurna.

Recuerda que cada bebé es único, y los síntomas pueden variar. Siempre es aconsejable consultar con un pediatra si tienes preocupaciones sobre la salud respiratoria de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *