mié. Feb 21st, 2024

Tecnologías WiFi y de IoT: ¿qué podemos esperar en 2023?

Ciudad de México a 22 de febrero 2023 – Este año podría ser uno de los años más importantes para el futuro de la conectividad WiFi y la tecnología IoT. Ahora disponemos de la tecnología con alto rendimiento y un costo más accesible para los bolsillos. Según Cambium Networks, fabricante global líder de soluciones de redes inalámbricas, mientras la mayoría de los debates sobre tendencias como 6G, WiFi 7, IA y otras, se centran en ganar más velocidad, mejorar la eficiencia y crear experiencias más interesantes, también existe un gran trabajo que hacer para reducir la brecha digital en todo el mundo.

En este contexto, estas son las principales tendencias para tener en cuenta a medida que avanza el 2023:

  1. Más dispositivos conectados: La adopción de dispositivos inteligentes seguirá creciendo en 2023. De hecho, para finales de este año habrá en la región de Latinoamérica 996 millones de dispositivos conectados, y 1,200 millones de conexiones para 2025, de las cuales alrededor del 64% serán para consumidores, incluyendo dispositivos para hogares inteligentes, wearables y vehículos autónomos, entre otros.

    En la parte empresarial, también visualizamos un crecimiento exponencial en el Internet industrial de las cosas (IIoT) con el fin de mejorar procesos de manufactura o de fabricación. Por lo general esto implica el uso de sensores, analíticos, etc. que producen un gran número de datos, por lo que se necesita usar aplicaciones que puedan brindar visibilidad y control en tiempo real para poder tomar decisiones más acertadas.
     
  2. Mayor foco para disminuir la brecha digital: Mientras el número de dispositivos conectados aumenta, la reducción de la brecha digital seguirá siendo un tema importante este año. Una nueva investigación de las Naciones Unidas ha revelado que todavía hay más de 2,900 millones de personas en todo el mundo que no están conectadas a Internet. Ahora que empezamos a considerar Internet como un servicio público -del mismo modo que el agua, el gas o la electricidad-, es hora de conectar lo desconectado.

    Cada vez más ciudades actuarán, creando comercio y digitalización de los servicios públicos. Se verá una preferencia por los sistemas integrados que aprovechan una infraestructura común para múltiples aplicaciones, como la videovigilancia, los sensores y el Wi-Fi público, debido a su simplicidad.
     
  3. Más inteligencia, el auge del WiFi 6E: Actualmente, las redes Wi-Fi tradicionales se ven desbordadas por los cientos de dispositivos que intentan conectarse al sistema. Por ejemplo, todos los dispositivos inalámbricos comparten las mismas frecuencias; por ello, el Wi-Fi inicia lo que se llama un protocolo de “escuchar primero”. Como resultado, si un punto de acceso está ocupado atendiendo una multitud de peticiones, la velocidad puede disminuir significativamente. El Wi-Fi 6 diferencia automáticamente los dispositivos de tu red de los del vecino o incluso de otra parte de la casa. También permite más cantidad de conexiones simultáneas por canal de RF. Esta herramienta mejora la eficiencia de la comunicación y reduce la latencia. Por último, Wi-Fi 7 está cobrando impulso también en algunos país.

¿Qué significa esto para los proveedores de servicios y las marcas que brindan productos para los hogares inteligentes? Según Cambium Networks estas tendencias de WiFi y IoT sugieren que los proveedores de servicios deben examinar más de cerca sus operaciones para asegurarse de que pueden aprovechar las oportunidades que ofrecen. Al comprender mejor lo que buscan los consumidores, se pueden elaborar estrategias y crear opciones de servicio para mejorar la interoperabilidad, el rendimiento y la seguridad con dispositivos Wi-Fi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *