lun. May 20th, 2024

5 diferencias entre Coaching vs Mentoring, herramientas clave para potenciar el desarrollo profesional

Ciudad de México, 8 de abril, 2024.- El coaching y el mentoring son dos herramientas o prácticas relacionadas con el desarrollo profesional y personal, y que por su naturaleza son frecuentemente confundidas. Para aprovechar al máximo sus beneficios, es importante aprender a diferenciarlas.

La Federación Internacional del Coaching (ICF por sus siglas en inglés) define al Coaching como una asociación con los clientes (coachee) en un proceso creativo que invita a la reflexión y que los inspira a maximizar su potencial personal y profesional. 

Por su parte, el Mentoring se refiere a una relación en la que una persona más experimentada o más conocedora ayuda a guiar a una persona con menos experiencia o conocimientos, a través de su propia experiencia, consejos, opiniones, estrategias y/o políticas centradas en el avance profesional o de la vida.

Si aún no te queda claro qué es cada una, aquí te compartimos 5 diferencias entre coaching y mentoring para saber distinguirlas y aprender cuándo recurrir a ellas:

  1. El mentoring es impartido por un mentor, que es una persona con trayectoria y experiencia probada en un ámbito específico. Mientras que el coaching está a cargo de una persona preparada, que ha cursado una carrera avalada por organizaciones internacionales, y que tenga una certificación profesional válida y vigente.
  2. Un mentor comparte su experiencia profesional, mientras que un coach profesional hace preguntas con el fin de que el cliente reflexione, analice y busque mejores alternativas para generar un cambio y desarrollar su propio camino.
  3. En el mentoring generalmente se abordan temas profesionales y de especialidades. En el coaching, el foco lo propone siempre el cliente y por lo general están centrados en cuestiones de desarrollo laboral o personal. 
  4. En el mentoring, gracias a la experiencia del mentor, ayuda a los colaboradores a que obtengan una visión más profunda de los problemas y desafíos que enfrentan. Y en el coaching, el coach ayuda al coachee a ampliar su conciencia sobre los problemas que afrontan, identificar los obstáculos, tener claridad sobre lo que quieren lograr, y crear una estrategia para lograrlo.
  5. En cuanto a la duración, el mentoring es variable, puede ir desde un solo encuentro a varias sesiones con cierta frecuencia. En cambio en el coaching sí tiene una duración que se determina al inicio del proceso.

Aunque ya hay más claridad sobre lo que es mentoring y coaching, así como sus principales diferencias, es importante señalar que ambas tienen algo en común: ser herramientas para apoyar al desarrollo profesional. Para las empresas esto es muy importante pues les permite promover el crecimiento de sus colaboradores y alcanzar sus objetivos de manera más eficiente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *