mié. Feb 21st, 2024

¿Cómo el futuro del trabajo cambiará las cadenas de suministro?

Ciudad de México a 1 de marzo de 2023.- En los últimos años las cadenas de suministro se han convertido en un elemento clave para la economía mexicana. Actualmente, México ocupa el lugar 47 de entre 155 naciones en lo que respecta a desempeño logístico, registrando una calificación de 3.05 en una escala en la que cinco es el nivel más alto, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

Aunque las cadenas de suministro, que van desde la planificación hasta la venta de productos a sus clientes finales, registran un buen desempeño en México, aún tienen áreas de oportunidad en todos los eslabones que la conforman que se deben reducir para seguir escalando a mejores posiciones dentro del desarrollo logístico.  

De acuerdo con el informe “Future of Work in Supply Chain”, realizada por la firma EY, en la que se encuestó a 212 líderes de cadenas de suministro de diversos sectores y tamaños a nivel global, el 76 % aseguró que su fuerza laboral necesita aprender nuevas habilidades digitales para mantener la competitividad. Aunado a esto, los líderes colocan, a la falta de talento calificado y especializado, como su segunda preocupación más apremiante, después de la falta de presupuesto.

Fusión de la tecnología con el talento

EY GDS, la red de servicios compartidos que ofrece soluciones tecnológicas y de negocio innovadoras y estratégicas a las firmas miembro de EY alrededor del mundo, coincide en que además de la inversión tecnológica, es importante robustecer las habilidades de los colaboradores y brindar las herramientas necesarias para digitalizar los procesos en las cadenas de suministro. Para ello, se recomiendan cuatro estrategias para potenciar a la fuerza laboral actual que ayude a propiciar esta transformación logística:

  • Apertura organizacional. La automatización llegó para quedarse en las empresas, pero algunos colaboradores y empleadores se resisten al cambio, por ello es importante sensibilizarlos para que esta transformación se permee en la cultura organizacional y, así, la fuerza laboral se centre en el futuro, animarlos a aprovechar todas las herramientas tecnológicas para perfeccionar sus habilidades y adquirir nuevas.
  • Fomentar el crecimiento del talento actual. A veces el mejor recurso es el que ya se tiene. En este sentido, la tutoría y la adecuación de la carrera profesional pueden ayudar a la fuerza laboral actual a pasar al siguiente nivel. La creación de equipos multidisciplinarios ayuda a generar una comprensión de la cadena de suministros de extremo a extremo y de las oportunidades para compartir conocimientos formales e informales. Aunado a esto, es crucial promover y publicitar a los colaboradores de alto rendimiento para demostrar que aquellos que se esfuerzan serán reconocidos y recompensados.
  • Invertir en tecnología. La tecnología y el talento fusionados pueden generar grandes avances en la transformación de las cadenas de suministro. Es decir, no sólo se trata de tener al personal con las habilidades digitales más calificadas, sino dotarles de todas las herramientas necesarias y que estas estén a la vanguardia para aprovechar todo su potencial,
  • Buscar la asesoría adecuada. Digitalizar las cadenas de suministro no es una tarea sencilla y es común que las organizaciones no sepan por dónde empezar. Las compañías de este sector pueden recurrir a centros de servicios especializados para tener el “know how” sobre qué tipo de habilidades necesita la fuerza laboral y qué tipo de tecnologías se deben implementar, adecuar o integrar, como lo hacen clientes de las firmas de EY a través de EY Global Delivery Services (GDS).

México va por buen camino y un claro ejemplo es el gran interés que ha generado en diversas compañías multinacionales el invertir en México en proyectos de transformación digital, de la mano con el talento necesario para convertirse en referente en lo que respecta al buen desempeño en cadenas de suministro. El reto para los directores y líderes de estas áreas está en ser resilientes y adaptables al cambio, identificar el camino para mantener un crecimiento sostenido evolutivo y seguir apostando por la innovación, tanto en el aspecto tecnológico como en el desarrollo del capital humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *