mié. Feb 21st, 2024

Día Internacional de la Seguridad de la Información: 5 consejos cruciales para fortalecer la seguridad de las transacciones en los ecommerce

Ciudad de México a 29 de noviembre 2023. En el vertiginoso mundo de las transacciones electrónicas, la seguridad se rige como el pilar fundamental para el éxito de los comercios en línea, esto toma especial relevancia en un país como México, cuyo mercado de ecommerce está valuado en más de 33 mil millones de dólares de acuerdo con Statista, superado únicamente por Brasil. Este escenario es sumamente positivo en materia económica para el país, pero conlleva un reto importante por el volumen de transacciones y, por ende, de la seguridad de estas.

Con el objetivo de brindar orientación valiosa a los comerciantes y en el marco del Día Internacional de la Seguridad de la Información, que se conmemora cada 30 de noviembre, Openpay by BBVA comparte un compilado de 5 consejos esenciales para robustecer las medidas de seguridad de cada propietario de una ecommerce o tienda en línea.

Implementación de la Verificación de Dos Factores (2FA):

En un esfuerzo por reforzar las defensas contra accesos no autorizados, se recomienda que los comercios implementen la autenticación de dos factores. Esta capa adicional de seguridad, que generalmente involucra la combinación de una contraseña y un código de verificación único, disuade a los posibles intrusos y garantiza un acceso más seguro al comercio en línea.

Actualizaciones periódicas de software y sistemas de seguridad:

Mantener al día los sistemas de software y las soluciones de seguridad es vital, pues las actualizaciones periódicas no solo corrigen vulnerabilidades conocidas, sino que también fortalecen las defensas contra las amenazas emergentes. Los comercios deben estar alerta a las actualizaciones de sus plataformas y sistemas de seguridad, asegurándose de implementarlas de manera regular.

Educación permanente para los colaboradores:

La seguridad no solo depende de las herramientas tecnológicas, sino también del factor humano. Proporcionar capacitación continua a los empleados sobre prácticas seguras, reconocimiento de amenazas y medidas preventivas es esencial. Un personal bien informado contribuye significativamente a la creación de un entorno transaccional más seguro.

Monitoreo activo de actividades sospechosas:

La vigilancia constante de actividades sospechosas es una estrategia proactiva clave. Los comercios deben implementar sistemas de monitoreo robustos que detecten patrones inusuales de transacciones, identificando posibles intentos de fraude o intrusiones. La capacidad de respuesta rápida ante situaciones comprometedoras es vital para minimizar riesgos.

Colaboración con proveedores de pago seguros:

La elección de proveedores de servicios de pago confiables y seguros es un paso fundamental. Colaborar con empresas que priorizan la seguridad de las transacciones, cifrado de datos, estándares de seguridad marcados por la organización “OWASP”, sistemas de protección antifraude como puede ser OpenControl y reglas que permitan medir en tiempo real el nivel de riesgo de una transacción y tomar decisiones para reducir la probabilidad de contracargos, contribuye significativamente a la protección de la información del cliente y la integridad de las operaciones comerciales.

“La implementación diligente y continua de estos consejos no solo protegerá a los comercios contra amenazas cibernéticas, sino que también fortalecerá la confianza de los clientes en las transacciones electrónicas. En un mundo cada vez más digital y un mercado complejo y amplio como México, la seguridad es una inversión esencial”, comentó Efraín Núñez Farfán, director de operaciones en Openpay by BBVA.

Cabe destacar que el Día Internacional de la Seguridad de la Información surgió en 1988 y es conocido bajo el nombre Computer Security Day, y se trata de una iniciativa de la Association for Computing Machinery (ACM), cuyo objetivo es concienciar de la importancia de proteger la información a través de una serie de medidas de seguridad en los sistemas y entornos en los que se opera y adoptar buenas prácticas que favorezcan la protección de la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *