En vacaciones de verano, crece el nivel de fraudes digitales en la la industria turística en México: ClearSale

Víctor Islas.

Adicionalmente, el directivo agregó que el denominado “Fraude en el Cielo” aún sucede, particularmente en vuelos internacionales. “Muchas líneas aéreas ofrecen en venta alimentos, bebidas y en el caso de vuelos internacionales productos duty-free de alto valor durante un vuelo. Los defraudadores aprovechan que las terminales bancarias no siempre tienen conectividad bancaria a la tierra durante el vuelo para llevar a cabo compras con tarjetas clonadas”, agregó el directivo.

Nuevo método de fraudes detectado en 2023

Adicional a los tipos de fraudes ya mencionados, durante 2023 se ha detectado una nueva modalidad de fraude para la industria turística: el secuestro y robo de cuentas de puntos o de lealtad, que son comunes en muchas líneas aéreas o hoteles.

“Hemos visto cómo los hackers roban bases de datos completos de los programas de puntos o lealtad y posteriormente las ponen a la venta en la dark web. Los defraudadores compran estas bases de datos e intentan usar los puntos para obtener vuelos o paquetes turísticos completamente gratis, aprovechando que la gente no consulta sus estados de cuenta con frecuencia y que incluso muchos no saben cuántos puntos tienen. Esto perjudica al dueño auténtico de la cuenta y a la empresa que posteriormente tiene que reponer esos puntos”, explicó Víctor Islas.

Cómo se puede proteger la industria turística de los fraudes

El creciente número de transacciones online de servicios turísticas en México, hace imposible que los participantes de la industria revisen con su propio personal las transacciones sospechosas de forma manual y considerando que las herramientas de seguridad bancaria tienen menos elementos con los cuales valorar una transacción, el directivo recomendó apoyarse en terceros especializados que ofrecen servicios de prevención de fraude de segunda generación, impulsados por herramientas de AI (Inteligencia Artificial) y ML (Aprendizaje Automático).

“Dado el alto valor de las transacciones de compra de vuelos, hoteles o paquetes turísticos y el bajo márgen de utilidad para los distintos actores involucrados, basta UN SOLO FRAUDE para perder las utilidades de 30 ventas, por lo que es imperativo que los comercializadores de servicios turísticos tomen medidas de protección”, concluyó Víctor Islas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *