mar. Jul 23rd, 2024

Formula 1: el lugar en donde el mundo virtual y el real ganan campeonatos

 Valeria Rivera, Head of Communications & Business Development for Mexico, Central America and the Caribbean at Siemens

Más allá de un escenario de entretenimiento en donde miles de aficionados nacionales e internacionales se reúnen para apreciar las carreras de la más alta categoría del automovilismo, la Fórmula 1 (F1) también es una batalla en la que expertos de la ingeniería llevan al extremo soluciones tecnológicas, con el fin de alcanzar ventajas competitivas de algunos milisegundos.

La temporada del máximo circuito consta de 23 premios alrededor del mundo; cada uno de los trazados siendo único, no sólo en su forma, sino también en su temperatura, altitud, humedad y asfalto. Estos y otros elementos afectan el rendimiento, respuesta y operación de los autos, por lo que en cada competencia se utiliza un modelo único.

Hoy, los ojos de los aficionados a este deporte están en la escudería Red Bull Racing, no sólo porque lideran la temporada, sino porque emplean soluciones digitales para diseñar, simular y modificar sus vehículos para recorrer cada pista en el menor tiempo posible, incluso, llevando a cabo ajustes importantes en tiempo real durante la competencia. Es importante resaltar que existen límites económicos, técnicos (altura y peso) y tecnológicos, delimitados por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), y que cada equipo deberá respetar con la finalidad de que la competencia sea lo más justa posible.

Siemens ha colaborado estratégicamente con la escudería austriaca desde 2004, en estas y otras áreas, buscando exprimir el jugo de la innovación, sin exceder los límites establecidos por FIA. A lo largo de casi 20 años, Red Bull Racing, ha encontrado en nuestras tecnologías, y más recientemente en Siemens Xcelerator (nuestro poderoso ecosistema tecnológico, interoperable y flexible), una gran aplicación para alcanzar sus metas en la Fórmula 1.

Nuestros softwares ayudan al equipo de ingenieros a crear y aprovechar la tecnología de “Gemelos Digitales”, para digitalizar y automatizar procesos, mientras se toman decisiones basadas en datos. Esto les permite tener una gran confianza en las piezas que producen, ahorrando tiempo y costos que se habrían invertido en prototipos físicos y pruebas de desarrollo.

Técnicamente, el proceso de diseño de un vehículo de F1 es un ciclo muy iterativo, que normalmente comienza con una perspectiva aerodinámica, para luego simular todas las variaciones de cada circuito. Se modifican los materiales, el combustible y los elementos de seguridad, entre muchas otras variables, para posteriormente, validar virtualmente la aerodinámica del automóvil, y llevar los resultados al mundo real por medio de modelos a escala (60%), probándolo en un túnel de viento y comparándolo con la simulación. Finalmente, se hacen los análisis y cambios necesarios en cada una de las piezas para garantizar que sean capaces de durar en condiciones de pista y se crea el vehículo óptimo para cada Gran Premio.

En la Fórmula 1 la velocidad es lo que cuenta y cada escudería enfoca sus recursos en ganar milisegundos en diferentes niveles, desde la eficiencia del personal y la configuración de herramientas, hasta los sistemas de colaboración en el diseño, simulación, validación y fabricación de cada una de las piezas que integran al auto.

Hace algunos años, se podía afirmar que los avances en investigación y desarrollo (I+D) en los coches de carreras aportaban el 50% de las victorias, mientras que los pilotos eran responsables del resto. Hoy, estos porcentajes han variado y se estima que la tecnología aporta el 85% del éxito, mientras que la conducción se encarga del 15%.

Con NX, Teamcenter y Fibersim de Siemens Digital Industries Software, los equipos de ingeniería pueden gestionar eficazmente los desafíos logísticos y de diseño, así como las eventualidades de cada competencia. Siemens Xcelerator tiene diferentes áreas de aplicación que van desde la manufactura y la energía, hasta las ciudades inteligentes; y ahora, ¡hasta autos de carreras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *