dom. Jul 21st, 2024

Heridas en el hogar aumentan hasta un 30% durante el periodo de vacaciones

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, sin embargo, este periodo requiere una atención especial, ya que, los accidentes que sufren los niños y las niñas en casa suelen incrementar, siendo las caídas, quemaduras, golpes y raspaduras las heridas más comunes. Según datos de una aseguradora, los infantes sufren accidentes en casa hasta un 30% más en temporada de vacaciones.

Y es que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2022, el 46.3% de los niños menores de 9 años han sufrido un accidente en el hogar. De este porcentaje, el 69.2% han sufrido una caída, siendo la causa principal de estos, seguida de los golpes con algún objeto como muebles o electrodomésticos con un 8.7%; el porcentaje de accidentes con quemaduras se ubica como la tercera causa con un 2.3%, y, de acuerdo con una asociación, anualmente en el país, 130 mil niños sufren quemaduras.

Si bien, existen múltiples factores que propician este tipo de accidentes, como el tiempo libre con el que disponen los niños y adolescentes, la enfermera especialista en pediatría y heridas, Lizeth Austria Santibañez mencionó que es importante mantener una vigilancia de los menores en este periodo de vacaciones, además de conocer qué tipo de heridas son las más frecuentes, esto nos permitirá saber cómo tratarlas adecuadamente, teniendo una recuperación más rápida, evitando infecciones y mejorando la calidad de vida de los niños y niñas en estas vacaciones”.

Dentro de las heridas más comunes en casa están las caídas y raspones que pueden ocasionarse al hacer actividades al aire libre o durante la realización de tareas domésticas; las cortaduras por manipular objetos afilados como cuchillos o herramientas de cocina y las quemaduras que pueden ser ocasionadas por la exposición prolongada al sol o por derrames con agua hirviendo, sartenes calientes o incluso con enchufes eléctricos.

La mayoría de los accidentes en casa se pueden prevenir si se mantiene una vigilancia sobre las actividades de los niños y las niñas en casa. De acuerdo con la Enf. Austria Santibañez “es importante recordar que en caso de que una situación así se presente, se eviten usar remedios caseros como pomadas o aceites, ya que los ingredientes utilizados en ellos pueden causar reacciones alérgicas o agravarlas, lo que podría tener consecuencias graves, además, la atención médica inmediata es crucial, un tratamiento temprano puede marcar la diferencia en el resultado”.

Hoy en día existen tratamientos que contienen ácido hialurónico de bajo peso molecular que, debido a sus propiedades regenerativas y humectantes en la piel, ayudan a acelerar el proceso de cicatrización, a reducir la inflamación en la zona de la herida, además de minimizar la formación de cicatrices anormales, mejorando su recuperación.

El uso de estos tratamientos ha demostrado ser una herramienta eficaz para tratar heridas, raspones y quemaduras. Sus beneficios son diversos y contribuyen a una cicatrización más rápida y efectiva, sin embargo, cada herida es única y puede requerir enfoques específicos para curarlas, por lo que es fundamental contar con la orientación adecuada de un especialista para obtener los mejores resultados.

En estas vacaciones, la prevención de accidentes en el hogar es una prioridad esencial para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los integrantes de la familia, principalmente de los niños y las niñas. Los hogares, aunque son lugares de confort y protección, pueden presentar múltiples riesgos si no se toman las precauciones adecuadas. Por ello, implementar prácticas de seguridad y promover una cultura de prevención y conciencia reducirá este tipo de accidentes durante este periodo vacacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *