lun. Jul 15th, 2024

INICIA LA TEMPORADA DECEMBRINA Y CON ELLO EL AUMENTO EN ACCIDENTES DE TRANSITO

  • No solo es el periodo donde más accidentes viales se registran,  se estima un incremento de un  20%, además este periodo se ve afectado por el incremento en el robo de unidades de equipo pesados, durante los últimos meses de ha incrementado  de un 26% comparándolo contra el año pasado, según la AMIS representa cerca de  9 mil casos, el 70% de ellos con violencia

A partir de la segunda quincena de noviembre y hasta enero,  la siniestralidad de vehículos se incrementa debido a diversos factores relacionados con la temporada de fin de año, como es la  mayor circulación de vehiculos  en  horarios más prolongados en las calles por festejos, compras, visitas, etc., y en muchos de los casos por actividades ligadas al uso del alcohol u otras sustancias, indicó Javier Chávez, Director Técnico automóviles en Lockton México.

Este es un tema estacional,  que también tiene efecto en las carreteras, a consecuencia de que se registra un número mayor de vehículos transitando por la salida de vacacionistas, habiendo flujo constante también de unidades pesadas que continúan resurtiendo mercancía tanto para almacenes como para centros comerciales. 

Y en este sentido es de recalcar el incremento de entre un 15 y 20% en la severidad de daños materiales por colisión, vuelco, atropello imprudencial, todas ellas situaciones que van ligadas a incidentes viales a lo largo del periodo, pues a decir de la Cruz Roja Mexicana, éstos alcanzan un 20% en las fechas de fin de año.

El especialista del bróker de seguros independiente más grande del mundo, enfatizó que el programa del alcoholímetro constituye una de las mejores medidas para evitar accidentes; pues anterior a éste las tasas de fallecimientos eran muy elevadas,  por lo que desde su implementación -hace ya dos décadas- ha logrado bajar los incidentes. “En este marco, nosotros como consultores de Lockton, tenemos un enorme compromiso con la sociedad y los clientes, no solo de buscar el mejor seguro y las condiciones óptimas de acuerdo a sus requerimientos, sino también involucrarnos en todo el tema de concientización a través de diversos canales que permitan a las empresas permear la información con sus colaboradores, con el propósito de evitar este tipo de acciones”.

Javier Chávez también hizo alusión al incremento en cuanto a la siniestralidad general del mercado, sin importar el tipo de unidad ni los giros o el uso de las unidades, lo mismo puede ser el robo a un auto particular que a un equipo pesado. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) en su más reciente reporte (junio 2023), se indica que el robo de vehículos pesados se ha incrementado un 26% con respecto al mismo periodo del 2022. Esta tendencia ha ido al alta por lo que de agosto del año pasado a julio de 2023, se llevan cerca de 9 mil robos de equipo pesado y lo más preocupante es que el 70% de ellos ha sido con violencia, tomando en cuenta zonas carreteras del Estado de México (Tlalnepantla y Ecatepec), Puebla, Guanajuato, Arco Norte, así como el corredor México-Querétaro, entre las de mayor riesgo para transitar.

Un dato relevante, según datos del INEGI, es que el 52.9% de las empresas consideran que la inseguridad y violencia es el problema más grande al que se enfrentan, lo que hace sentido si se toma en cuenta que al día de hoy solo el 31% del parque vehicular cuenta con un seguro; es decir, 3 de cada 10 vehículos están asegurados y esto ha sido una tendencia de los últimos 15 años. 

“Es cierto que todavía nos falta mucha cultura de prevención hablando del manejo defensivo y de las normas que debe tener un conductor de equipo pesado, por lo que siempre recomendamos a las compañías aplicar sus políticas internas para evitar a toda costa los accidentes de tránsito. Además, estamos muy claros que la falta de capacitación y el reducido número de choferes expertos en el manejo de este tipo de vehículos, son dos temas preocupantes en México que se deben de seguir trabajando para bien de nuestros clientes y de la sociedad en general”, subrayó el especialista.

Es de resaltar que el mantenimiento y prevención constituyen dos elementos fundamentales que Lockton enfatiza con los clientes con unidades de equipo pesado y flotillas, para evitar cualquier contrariedad que pudiera poner en riesgo sus operaciones y gracias al acompañamiento personalizado que la firma consultora realiza, ha detectado que las empresas están padeciendo por personal calificado para el manejo de dichos equipos, ya que existe mucha rotación en dicho segmento. Es por ello que empresas grandes invierten importantes sumas en todo lo que se refiere a capital humano y capacitación para así evitar cualquier situación adversa.

Javier Chávez enfatizó que el sector asegurador todavía no se recupera en su totalidad tras la emergencia sanitaria. “Pese a que ha habido incremento en los últimos 6 meses en cuanto a la venta de autos nuevos, se continúa con un retraso en el tema de refacciones y aumento en la  siniestralidad. Todavía se debe trabajar en este último aspecto como sector, ya que, por obvias razones desde marzo de 2020, la gente dejó de utilizar sus coches, lo que trajo consigo menos autos en circulación y por ende, una baja en los accidentes de autos asegurados, pero poco a poco el monto de los seguros se va normalizando, apuntó. 

Cabe resaltar que la pandemia también dejó consecuencias en cuanto a las refacciones, ya que se dejaron de producir y es momento en que las armadoras todavía no alcanzan su nivel normal. Si ello lo ligamos a la temporada decembrina, cuando se registra mayor número de accidentes, se tendrán retrasos importantes en cuanto a la disponibilidad de las refacciones, que en algunos casos pueden tardar varios meses en llegar y eso conlleva no solo problemas al usuario, sino también al sector en general. 

En este sentido, Lockton como consultor, debemos de asesorar a nuestros clientes respecto al seguro de Responsabilidad Civil Vehicular, el cual ampara daños ocasionados a terceros en cuanto a bienes (vehículos, propiedades o incluso daños a vías generales de comunicación) y personas (atropello, daños físicos e incluso el fallecimiento de personas) y cuando legalmente se determina que existe una responsabilidad, se tiene la obligación de pagar los daños que la autoridad defina de acuerdo con sus peritajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *