vie. Abr 19th, 2024

LA SALUD MENTAL IMPORTA Y SU CUIDADO NOS COMPETE A TODOS… TAMBIÉN EN EL TRABAJO

Por Juan Carlos Diaz, director general de People & Organization Head para Siemens México, Centroamérica y el Caribe

Acabamos de conmemorar, este mes, el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Se trata de un serio problema de salud pública en el mundo que, de acuerdo con la OMS[1], lamentablemente impacta en la vida de 703,000 personas cada año, con el 77% de los suicidios teniendo lugar en países con ingresos medios o bajos. Es preocupante el incremento que ha habido en México, tan sólo en 2021 se concluyó con 1,224 suicidios más que en 2020, según la información más reciente del IMSS[2].

El suicidio es un acto con una génesis compleja. La depresión y otras enfermedades psicológicas ya sean transitorias o permanentes, son sin duda factores de riesgo, y las circunstancias que vive una persona, incluyendo su ámbito laboral, son determinantes. Adicionalmente, los importantes vuelcos que trajo el Covid 19, comenzando por la súbita interrupción de las actividades en sitio (laborales, escolares y de todo tipo) y los cambios en la forma de interactuar y colaborar que se dieron a partir de entonces, pusieron el tema de la salud mental en un plano aún más importante.

Un tema de creciente interés

Las organizaciones están tomando cada vez más en cuenta todo lo relacionado con la salud mental de sus colaboradores, y las que no, deberían comenzar ya. Y es que, sin duda alguna, en los entornos de trabajo se ha hecho evidente que el bienestar mental, junto con la seguridad física, es un aspecto crucial para la satisfacción, rendimiento y productividad de las fuerzas de trabajo y, por ende, para los resultados y el éxito de los negocios.

En Siemens estamos convencidos de que cuidar la salud mental de todos nuestros colaboradores es prioritario: no sólo para evitar escenarios de riesgo y vulnerabilidad, sino también para avanzar en camino del éxito, hoy y de cara al futuro, ya que es con bienestar mental que las personas pueden aprovechar todo el potencial de sus capacidades de prosperar y contribuir en los equipos.

¿Cómo abordamos el tema? En principio, cabe resaltar que nuestro compromiso con prevenir riesgos de salud mental en el trabajo, promover la resiliencia y el bienestar mental, y apoyar a nuestra gente en su salud, es total. Una de las herramientas sumamente útiles en este sentido es la gestión de riesgos psicosociales (PRM, por sus siglas en inglés), que permite crear un entorno de trabajo que habilita a los empleados a alcanzar su máximo potencial, al facilitar la puesta en marcha de condiciones laborales que apoyen la salud.

En Siemens, llevamos a la práctica este enfoque sistemático mediante una encuesta global con la que los gerentes pueden detectar riesgos potenciales y actuar en consecuencia, eliminando los factores que estresan al personal. Es una herramienta digital cuyo uso periódico ayuda a consolidar el bienestar mental en las diferentes rutinas laborales y operacionales.

Estamos convencidos de que el diseño del trabajo tiene un impacto considerable en el bienestar mental. Esto, por supuesto, implica mucho más que el apoyo del PRM. Las conversaciones abiertas son vitales, comenzando por puntualizar el deseo de la gerencia de abordar las preocupaciones de los colaboradores y por crear un ambiente de comunicación franca basada en la necesidad de lograr, entre todos, el bienestar de los empleados, y continuando con hacer los cambios precisos para, justamente, crear una carga de trabajo más equilibrada.

Entre las acciones puntuales que también llevamos a cabo destaca nuestra Wellness Week. La del año pasado consistió en 10 días de sesiones de actividad física, conferencias y conferencias que cubrieron diferentes temas con la intención de que nuestros colaboradores cuenten con las herramientas y apoyo necesarios para cuidar de sí mismos y fomentar un ambiente laboral más saludable.

Asimismo, contamos con el programa Mind Your Health, enfocado en promover la salud mental en el entorno corporativo a través de pláticas mensuales que abordan, por ejemplo, el manejo del estrés, la resiliencia, la comunicación efectiva y el balance entre el trabajo y la vida personal, entre otros. La asistencia a estas pláticas nos deja ver lo exitosa que es la iniciativa entre la comunidad Siemens.

En conclusión, toda organización que esté en busca de beneficios óptimos de las medidas de salud mental (como lograr una moral elevada) debe hacer que la preocupación por el bienestar mental de su gente sea una parte regular del flujo de trabajo. En la era actual en que nos encontramos, este bienestar no debería ser una tendencia, sino un componente crítico de las operaciones empresariales diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *