vie. Jun 14th, 2024

MobileEDR, la nueva solución de seguridad móvil empresarial que protege la privacidad de los empleados

Ciudad de México, mayo de 2024En una era en la que se requiere conectividad omnipresente en el lugar de trabajo, las empresas enfrentan un desafío cada vez mayor a la hora de proteger los datos confidenciales y mantener la privacidad de los empleados cuando utilizan dispositivos móviles corporativos. “La gente usa estos dispositivos en casa para realizar tareas y servicios, y como resultado las empresas pueden perder el control de la seguridad de los sitios a los que acceden, poniendo al sistema corporativo en riesgo”, advierte Tom Tovar, CEO de Appdome.

México comercializa 30 millones de teléfonos inteligentes nuevos cada año, de acuerdo con un estudio realizado por The Competitive Intelligence Unit. Con 145 millones de líneas en funcionamiento al cierre del primer trimestre de 2024, está claro hasta qué punto los teléfonos móviles se han integrado en la vida cotidiana, lo que lleva a pensar que muchos de ellos se utilizan para algo más que fines personales, es decir, como herramientas de trabajo que contienen datos sensibles desde el punto de vista comercial.

Con la creciente adopción de teléfonos inteligentes para uso corporativo, la seguridad de estos dispositivos se ha convertido en una preocupación clave para las empresas. Si bien estos dispositivos permiten a los empleados mantenerse conectados mientras viajan y cuando trabajan desde casa, esto conlleva también a tener desafíos de seguridad. La necesidad de proteger datos confidenciales de la empresa en dispositivos que los empleados utilizan con fines personales añade complejidad a la gestión de la seguridad móvil.

Por tanto, las empresas se enfrentan al reto de equilibrar la seguridad de los dispositivos corporativos con el respeto a la privacidad de los empleados. Es en este entorno donde surgen plataformas de protección para estos dispositivos y donde las empresas necesitan urgentemente buscar socios que desarrollen sistemas de seguridad para proteger sus activos, antes de que se vean afectados por catástrofes digitales que podrían costarles millones.

“Hasta la fecha, las empresas han gastado miles de dólares tratando de encontrar una manera de proteger sus datos de ciberataques o filtraciones a través de los dispositivos móviles utilizados por los empleados, pero han fracasado en innumerables ocasiones”, señala Tom Tovar, CEO y cofundador de Appdome, la ventanilla única para la defensa de aplicaciones móviles.

Desafíos en la implementación de políticas de seguridad

A pesar de los esfuerzos de las empresas por implementar políticas de seguridad estrictas, a menudo enfrentan desafíos importantes a la hora de proteger los datos y mantener la privacidad de los empleados. La falta de conciencia sobre las prácticas de seguridad, junto con la resistencia de los empleados a adherirse a políticas restrictivas, puede comprometer los esfuerzos de las empresas por proteger sus activos más valiosos: sus datos.

“Las soluciones tradicionales de detección de amenazas no han logrado una adopción generalizada por varias razones. Ya sea por preocupaciones de privacidad, complejidad de implementación o incluso la falta de confianza de los empleados en las aplicaciones y agentes de control en sus dispositivos. El equilibrio entre la necesidad de proteger los intereses de la empresa y el derecho a la privacidad de los empleados es delicado y requiere un enfoque más sencillo y cuidadoso”, explica Tovar.

El experto comenta que muchas de las herramientas del mercado también requieren software que depende del usuario, como aplicaciones móviles o perfiles independientes, que deben instalarse en los dispositivos. Estas herramientas adicionales generan preocupaciones sobre la privacidad de los empleados, ya que los empleados pueden desactivarlas fácilmente, lo que deja huecos en la detección de amenazas.

Del mismo modo, estas ofertas iniciales a menudo imponen una carga compleja de implementación manual y, para aquellos equipos de desarrollo que tienen recursos limitados, esto puede resultar en la suspensión o el abandono de la implementación de la herramienta.

Encontrando soluciones

El malware en un dispositivo móvil puede comprometer toda una red corporativa y causar pérdidas importantes a la compañía. Como solución, Appdome lanza la primera herramienta en el mundo capaz de mantener el control e inspección únicamente en la aplicación empresarial, sin acceso al resto del celular del empleado. Además, esta herramienta actúa de forma independiente, con un endpoint que opera en la propia plataforma Appdome, sin necesidad de que el usuario actúe para mantener su funcionamiento.

“MobileEDR sólo funciona cuando la aplicación móvil empresarial está en uso. Esto elimina las preocupaciones sobre la privacidad y permite que EDR/MTD móvil detecte amenazas relevantes para la empresa en tiempo real. Además, la herramienta viene lista para usar, sin complejidad para ser implementada por el equipo de seguridad. Con esta solución, el agente no violará la privacidad en el teléfono celular del empleado, eliminando esta fricción y brindando la primera solución del mundo sin agente, sin código y sin servidor para aplicaciones móviles empresariales para garantizar la máxima adopción y protección para las empresas.”, concluye Tovar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *