mar. May 21st, 2024

Liderando la innovación sostenible: inauguración de la primera estación radar de control de tráfico aéreo del mundo alimentada por energía solar

  • La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y Thales inauguran la primera estación radar de control de tráfico aéreo 100% alimentada por energía solar del mundo.
  • Es un hecho inaugurar el primer radar del mundo alimentado por energía solar, que ya está en funcionamiento a más de 3500 metros de altitud en el desierto de Atacama, asegurando el control y la vigilancia del tráfico aéreo civil y militar para Chile.
  • Esta innovadora estación radar despliega 340 paneles solares que aprovechan la alta tasa de radiación de la región donde está ubicada y es un referente en términos de innovación tecnológica y desarrollo sostenible.

©Thales

Estación Radar de control del tráfico aéreo de Thales co-montado con un STAR NG 

y un RSM, 100% alimentada por energía solar

Hoy 24 de abril del 2024, la Dirección General de Aeronáutica Civil – DGAC, institución púbica encargada de normar y fiscalizar la actividad aérea que se desarrolla dentro del espacio aéreo controlado por Chile y Thales, líder mundial en tecnologías avanzadas, inauguran la primera estación radar del mundo alimentada en un 100% por energía sostenible en Calama, Región de Antofagasta.

La estación de control de tráfico aéreo, que ya está operativa, es conformada por un avanzado y eficiente radar de vigilancia primario STAR NG y un radar de vigilancia secundario RSM Modo S. Combinados, aseguran la vigilancia operativa para el control del tráfico aéreo civil. Esta innovación tecnológica sitúa a Chile a la vanguardia de las iniciativas sostenibles dentro de la industria de la aviación civil y permite aumentar significativamente la seguridad y la eficiencia de las operaciones aéreas en el norte de Chile.

Alimentada por energía solar, la estación de tráfico aéreo cuenta con 340 paneles solares para aprovechar al máximo los altos niveles de radiación solar de la región y tiene una capacidad máxima de generación de energía de aproximadamente 960 kWh al día, cubriendo una superficie de 10.000 m2, permitiendo un impacto ambiental positivo. Además de los paneles solares, el sistema incluye el uso eficiente de la energía y una avanzada tecnología de baterías y generadores de reserva para asegurar el funcionamiento general de la estación y salvaguardarse ante posibles cortes de energía o disponibilidad limitada de las fuentes regulares.

Como parte del compromiso de Thales y la DGAC con los objetivos ESG, las empresas también se esforzaron por garantizar la preservación de los yacimientos arqueológicos de la región. Con la autorización de los pueblos originarios, los sitios recibieron una demarcación especial que preserva la historia y la memoria del lugar para una convivencia más respetuosa y armoniosa.

Para poder hacer este hito posible trabajaron en conjunto tres países, Francia, Chile y Brasil, alrededor de 30 personas distribuidas entre DGAC, Thales y Clemar, empresa brasileña, parte del consorcio proveedora de la infraestructura civil, o que se generó empleo para otras 300 personas que habitan la región, que se desempeñaron como proveedores y colaboradores. 

“La inauguración oficial de esta estación radar 100% alimentada por energía solar es un hito tecnológico para la industria del control de tráfico aéreo no solo de Chile sino que del mundo. Ubicando a Chile en la vanguardia de las innovaciones ambientalmente responsables utilizando tecnología de punta. Esta inauguración demuestra una vez más el compromiso de Thales con la responsabilidad medioambiental, en línea con los requisitos de su cliente la DGAC y los objetivos globales de sostenibilidad. Es un ejemplo de cómo las tecnologías avanzadas de Thales están ayudando a que el mundo sea más seguro, más verde y más inclusivo”. Wellington Rodrigues, Director General de Thales Cono Sur (Chile, Argentina, Paraguay y Uruguay).

Con más de 1.100 radares de tráfico aéreo desplegados en el mundo, Thales es reconocida como líder mundial en tecnología de vigilancia aérea y como socio estratégico innovador dentro de la industria de la tecnología aeroespacial. En Chile está presente desde hace 55 años y es responsable de la gestión del tráfico aéreo con la solución TOP SKY ATC C, así como de la entrega del 75% de los radares que operan en el país. La larga colaboración con la DGAC permite a Thales contribuir a la industria aeroespacial chilena y a la gestión del espacio aéreo soberano.

“La DGAC está continuamente incorporando tecnología para aumentar la seguridad en los cielos chilenos. Es así como, la implementación del radar del cerro Barros Arana, es un gran aporte a la seguridad de la navegación aérea, resolviendo la necesidad del Centro de Control de Iquique y del Centro de Control de Aproximación de Antofagasta al contar con visualización tanto de los tránsitos que operan en el sector de Calama como los que sobrevuelan el espacio aéreo nacional”, señaló el Director General de la DGAC, General de Aviación Carlos Madina Díaz.. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *